lunes, 23 de enero de 2017

Estados Unidos y Rusia: los espías

Exclusivo: El presente artículo es publicado en EquilibrioInternacional.com bajo la expresa autorización de su autor.

(Por Violeta Yangüela *) - Y comenzó el embrollo. Julian Assange se convierte en el héroe de los progresistas por sus informaciones de documentos clasificados a través del portal Wikeleaks de la guerra de  guerra de Irak,  de Afganistán y de miles de cables  de los secretos diplomáticos.

El soldado, en esos tiempos,  Bradley Manning,  ahora “la soldado” Chelsea Manning, responsable de proporcionar esa información, es condenado a 35 años de prisión y expulsado del ejercito con deshonor.

Assange se asila en la Embajada de Ecuador en Londres luego de la aprobación de su extradición a Suecia para responder a la acusación de un delito sexual y en violación a la  fianza concedida por la justicia inglesa.

Baltasar Garzón, el juez español excluido del sistema judicial español por violación a la ley, se convierte en defensor de Assange.

Luego hace su entrada  Edward Snowden, el ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que informa a la comunidad global que Estados Unidos espía a todo el mundo y lanza su Manifiesto de la Verdad en el que afirma que “las comunicaciones que él ha destapado no solo son una amenaza para la esfera privada sino que también minan la libertad de de expresión y aboga por una solución global. El espionaje masivo es un problema global y requiere una solución global”

O sea, yo, tú, él y todos espiamos. En lenguaje dominicano Snowden  “ha descubierto el hilo  en bollito”.

Snowden se asila en Rusia. ¡Qué coincidencia!

Hace su entrada triunfal Vladimir Putin.

Ahora resulta que la Rusia de Vladimir ha “espiado” a la superpotencia y los resultados han sido un tremendo éxito. Han colocado a uno de los suyos en la presidencia de los Estados Unidos.

Con elecciones a celebrarse este año en Francia y Alemania, las instituciones de seguridad de Estados Unidos han advertido a Europa de la posibilidad de que los rusos intervengan a favor de sus candidatos.

Y para aumentar el suspenso, Julian Assange había  declarado que aceptaría su extradición si perdonaban a Chelsea.  Barack Husein Obama ha conmutado la pena a Chelsea.

¿Un intercambio del pez chiquito por el grande? ¿Cumplirá Assange?

Mientras, Vladimir Putin le ha extendido el permiso de residencia a Snowden.

La trama continúa.

* v.yanguela@codetel.net.do

No hay comentarios: