lunes, 19 de septiembre de 2016

"Los golpes" en América Latina

Exclusivo: El presente artículo es publicado en EquilibrioInternacional.com bajo la expresa autorización de su autor.

(Por Violeta Yangüela *) - Dilma Roussef ha sido sustituida de la presidencia por  un proceso de impeachment. Se inicia en diciembre pasado con la aceptación de la Cámara de Diputados de una acusación de violación a la ley presupuestaria.


En abril del 2016 la Cámara de Diputados, con el voto a favor para decidir si Roussef debería ir a juicio político fue de 357 votos a favor con 137 en contra y siete abstenciones.  En el Senado 55 votos a favor y 22 en contra.

Es apartada del gobierno por 180 días mientras se realiza la investigación con un trámite supervisado por la Corte Suprema.  Al cumplir el requisito, el Senado brasileño destituye a la mandataria  por 61 votos a favor y 21 en contra.

Dilma lo califica de golpe de Estado y dice, “en mi vida he sufrido dos golpes de Estado,  el de la dictadura y este”.

Ecuador, Bolivia y Venezuela están de acuerdo con Dilma al considerar el impeachment como un golpe de Estado y anuncian que llamarán a consultas a sus embajadores. Venezuela confirma que “congelan las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno surgido del ese golpe de Estado.

El comunicado de la Cancillería venezolana dice “las oligarquías políticas y empresariales que en alianza con factores empresariales consumaron el Golpe de Estado contra la presidenta Dila, recurrieron a artimañas antijurídicas bajo el formato de crimen sin responsabilidad para acceder al poder por la única vía que les es posible;  el fraude y la inmoralidad”.

Dice Rafael Correa que el juicio político fue “una apología al abuso y la traición y el regreso a las horas más oscuras de nuestra América.”.

Parecería que Rafael Correa sufre la enfermedad del famoso alemán.

En abril del 2005, con el voto de 60 de los 62 congresistas presentes, el parlamento de Ecuador decidió sustituir de sus funciones al presidente constitucional Lucio Gutiérrez por incumplimiento del Artículo 167 de la Constitución vigente en ese momento.

El presidente Gutiérrez había emitido un decreto para remover el Tribunal Superior Electoral y la Corte Suprema y enfrentaba las protestas frente al palacio del gobierno exigiendo su renuncia.  El vicepresidente Alfredo Palacio es nombrado presidente y el actual presidente de Ecuador, Rafael Correa, es nombrado Ministro de Economía.

Gutiérrez se asila en la embajada de Brasil. La salida de la embajada se puede contar como en las películas de bandidos y policías. La abandona vestido de policía, cubierta su cara con un pasamontañas y acompañado del embajador de Brasil también vestido de policía.

Que no, que no fue un golpe de Estado.

Por suerte, Dilma no ha tenido que vestirse de policía ni asilarse en la embajada de Ecuador.

* v.yanguela@codetel.net.do

No hay comentarios: