lunes, 11 de julio de 2016

¿Posmodernidad?

Exclusivo: El presente artículo es publicado en EquilibrioInternacional.com bajo la expresa autorización de su autor.

(Por Violeta Yangüela *) - Al igual que otros pensadores actuales, Anthony Giddens examina el cambio que se ha producido en la esfera de lo privado en torno a la sexualidad, la igualdad sexual, la familia y las relaciones personales calificándolo como una revolución global.

Para Giddens, los principios que son la base del sistema democrático, como son la igualdad de derechos y responsabilidades que se refleja en el respeto mutuo, el diálogo y la confianza son los mismos principios que deben regir las relaciones en la esfera de lo privado  por lo que se hace necesario la democratización de las emociones para mejorar la vida cotidiana.

Dicen que cuando termina la razón, comienza la Argentina.  Habría que corregir al creador de la frase.  Parecería que en la actualidad cuando termina la razón comienza la democratización de las emociones de Giddens.

Los ejemplos no faltan, sobran.

En torno a la sexualidad, no es asunto de género, es asunto de “identidad sexual” y se tiene el derecho de elegir el sexo con el que se siente identificado.  La ley de Carolina del Norte  que prohíbe a las personas transexuales utilizar los baños que no sean los del género que figura en su acta de nacimiento provoca una batalla entre el gobierno de Barack Hussein y los estados que apoyan la ley de Carolina.

El mejor ejemplo que expresa la “identidad sexual” es la iluminación de la Casa Blanca con los colores de la bandera del arcoíris para celebrar la aprobación de la Corte Suprema del matrimonio homosexual en Estados Unidos.

En Canadá, el Tribunal Supremo ha legalizado los actos sexuales con animales, siempre y cuando no haya penetración ni ninguna lesión.  El primer ministro canadiense, Justin Trudeau  ha hecho historia al convertirse en el primer gobernante en activo del país que  desfila en la marcha del Dia del Orgullo Gay en Toronto.

Un reciente editorial del periódico El País de España dice: “las celebraciones del Dia del Orgullo Gay ofrecen una oportunidad para dar visibilidad al colectivo de gais, lesbianas,  transexuales y bisexuales (LGTB), celebrar los logros conseguidos y alentar los cambios todavía necesarios para que puedan vivir su diferencia con naturalidad”.

Mientras la alcaldesa de Madrid autoriza el “dia sin bañador” en las piscinas municipales, dice la Asociación para el Desarrollo del Naturismo que su objetivo es “conseguir la normalización del nudismo”. ¿Todos desnudos?

En referencia a la igualdad, en el 2008 se crea el Ministerio de Igualdad en España y en Estados Unidos el Departamento de Defensa ha puesto fin a la prohibición militar que impedía a las mujeres entrar en combate.  También ha eliminado la prohibición a los transexuales a ser miembros de las Fuerzas Armadas. Dice el secretario de Defensa, Ashton Carter, que “la profesión de las armas debe estar abierta a todos”. El Reino Unido también permitirá a las mujeres entrar en combate.

¿La familia? ¿Cuál? Ahora es Progenitor A y Progenitor B. Lo que quiere decir que pueden ser dos papás o dos mamás. Se alquilan vientres.

Parecería que Giddens no previó la democratización de las emociones en la esfera del colectivo. ¡Y llegaron!

El nacionalismo, el patriotismo y las identidades culturales se hacen presentes en el quehacer político del mundo mundial. ¿Es el Brexit el principio? ¿La des-globalización?

¿Las emociones como eje en sustitución de la razón?

* v.yanguela@codetel.net.do

No hay comentarios: