viernes, 24 de junio de 2016

Gran Bretaña rompe el statu quo

Por Santiago Pérez.- 
Licenciado en Relaciones Internacionales
Director de EquilibrioInternacional.com
http://twitter.com/perez_santiago

Los británicos le dicen sí al Brexit y rompen el statu quo. Por primera vez un estado miembro de la Unión Europea hace uso de su derecho soberano a abandonarla. Se quiebra el bloque rector del orden político continental de posguerra.


Los partidarios de la salida buscaban despegarse del continente y de las directrices de Bruselas, pero la ruptura puede ir mucho más allá y acabar por desmembrar al Reino Unido. Los resultados del referéndum mostraron la voluntad de los ciudadanos de Escocia e Irlanda del Norte de permanecer en la Unión. Los votantes ingleses los han expulsado de Europa. Suceso que reactiva el deseo de independencia de dos naciones que, como estados soberanos, podrían volver a ser miembros plenos del bloque. Inclusive, si lo hacen rápido, nunca lo abandonarán. El mecanismo de desacople del Reino Unido es complejo y puede demorar hasta dos años, no sería de extrañar que para aquellas alturas Irlanda y Escocia ya estén en condiciones de esquivar el Brexit. De concretarse estas eventualidades Londres será la capital de un estado sustancialmente menor al que en 1973 decidiera incorporarse al bloque. Hoy los ingleses son ciudadanos de una construcción de 28 países y 500 millones de habitantes. Mañana podrían limitarse a ser un estado solo compartido con los galeses. Continuidad del lento pero ininterrumpido proceso de declive de un imperio que a inicios del siglo XX supiera dominar un cuarto de la superficie planetaria. El peso relativo de Gran Bretaña dentro del sistema internacional podría volver a contraerse.

Al otro lado del canal de la mancha Francia ve de alguna forma revitalizado su liderazgo. Es ahora la única potencia nuclear y miembro permanente del Consejo de Seguridad de la Unión Europea. Más allá del protagonismo excluyente de la OTAN en la estrategia de defensa de occidente, cuando se trate de cuestiones exclusivamente europeas la palabra de París cobrará mayor relevancia. Situación equivalente para Alemania y las problemáticas económicas. Berlín será más conductor que nunca.

El impacto del resultado electoral repercute también en el nuevo mundo. Donald Trump festeja la fractura y la toma como un triunfo en su carrera hacia la Casa Blanca. Su retórica nacionalista y aislacionista se alimenta de una lógica similar a la de los partidarios del Brexit. Su victoria en las Presidenciales de Noviembre podría imprimirle velocidad a un proceso mundial de revalorización de los estados nacionales por sobre las organizaciones supranacionales. Una fuerza antiglobalización que surge de las entrañas mismas de las sociedades que la impulsaron. El deseo de "recuperar" la antigua Inglaterra que empujó la salida de Europa no es muy diferente al encarnado en el slogan de campaña "Make America Great Again" .

El discurso anti-inmigración demuestra efectividad electoral y se transforma en una herramienta todavía más atractiva para líderes que en los próximos meses competirán por cargos electorales en toda Europa. Deberemos estar atentos a la capacidad de contagio del efecto Brexit para saber si el británico es un caso aislado o representa el inicio de un proceso trascendental.

Por Santiago Pérez.- 
Licenciado en Relaciones Internacionales
Director de EquilibrioInternacional.com
http://twitter.com/perez_santiago

6 comentarios:

  1. Muy buena nota, ayuda a entender.

    ResponderEliminar
  2. Después de los hechos casi nadie se equivoca en los vaticinios. Pero de todos modos considero que La Gran Bretaña nunca debió entrar a la Unión. Los invito a repasar las posturas de la GB frente a muchas medidas que la Unión consideraba útiles para su consolidación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Gaulle dijo en algun momento que Gran Bretaña era un isla y no parte de Europa!!

      Eliminar
  3. El fracaso de la Unión Europea(una utopía del siglo XX), es el fracaso en Europa del modelo "estado nación", que paradójicante fue creado ahí a partir del siglo XVII(fin de la guerra de los 30 años - Paz de Westfalia).
    Este "modelo" u "orden" reemplazó en Europa al orden aristocrático/feudal-clerical que siguió a la caída total del viejo Imperio Romano(al promediar el 1er. milenio), y significó el ascenso de las burguesías a los lugares de poder ocupados hasta ahí por los aristócratas y el clero romano.
    De estas burguesías la que más prosperó fue LA FINANCIERA("poderoso caballero es don Dinero") y lo siguió haciendo cada vez más hasta nuestros días(ahora es Wall Street y sus "buitres" de toda laya).
    Obvio, que de esto casi no hablan "periodistas" y "opinadores" varios que nos entretienen con las pelotudeces más supinas.
    Paradójicamente también, el modelo de "estado nación" tuvo un éxito extraordinario en el Nuevo Mundo, especialmente en Estados Unidos, que pasó a controlar el planeta a partir de la auto-inmolación de la Europa imperialista en los 2 grandes holocaustos del siglo XX, llamados 1era. y 2da. GM.
    Y es en el Nuevo Mundo donde este "modelo" está más consolidado, aún entre nosotros que no hemos sido un éxito como nación, precisamente, el "estado nación" no tiene discusión.
    Lo que no ocurre en Europa con sus "estados nacionales". La mayoría de estos y los más importantes están saltando por los aires, especialmente España, Italia, Gran Bretaña, Bélgica, y en menor medida Francia. En los menos "desarrollados" estas contradicciones civilizacionales no son tan notorias pero existen sub-yacentes todavía, vg.: en Ucrania.
    Si los europeos no pueden establecer todavía luego de 3 siglos "el modelo de estado nación", ¿cómo joraca van a hacer para establecer un "modelo" supra-nacional de estados?.
    La Europa de los 12 se sostuvo y se amplió luego, hasta que los chinos entraron a tallar en el mundo, y su impacto en la economía mundial dio vuelta "los términos de intercambio", ampliamente favorables hasta ahí a la Europa y Japón de post 2da. GM, lo cual se empezó a hacer visible en los primeros años del 3er. milenio.
    A nosotros ese "cambio" nos vino de perlas(aunque como siempre hemos desperdiciado pelotudeando esas condiciones favorables), pero para la utópica "Unión Europea" significó el principio del fin.
    Ya la "locomotora alemana" y sus 75 millones, no se pueden bancar al resto de los 500 millones de la "Europa" del Euro(Gran Bretaña ni siquiera había entrado en el Euro), que están, los más, lejos de la "productividad" alemana

    ResponderEliminar
  4. Hoy, luego de la borrachera electoral, en el Parlamento Inglés no se quieren hacer eco y cargo de abandonar Europa...
    Este fin de semana le han llegado al sitio del Parlamento 3 millones de firmas pidiendo que no se abandone Europa, o que se vuelva a votar ya que solo votó apenas un 72% de la población, para que el referendum sea efectivo debe llegar al 75% de concenso.
    Además han reconocido los políticos nacionalistas que no tienen un Plan para el país sin Bruselas !!!

    ResponderEliminar
  5. Irlanda y Escocia votaron para quedarse, pero si el Brixit se ejecuta es casi imposible q ellos independientemente puedan quedar. Aun en el caso en que se independizaran de Inglaterra no cumplen los paramentros para ser admitidos rapidamente, tendrian que pasar por todos los mismos periodos de prueba que el resto de los candidatos a ingresar a la EU. De hecho, el no poder acceder a la EU es el motivo por el cual Escocia decidio no independizarce en el 2014.

    "Christina McKelvie, Convener of the European and External Relations Committee of the Scottish Parliament, in March 2014 asked Viviane Reding, Vice-President of the European Commission, whether Article 48 would apply.[223] Reding replied that EU treaties would no longer apply to a territory when it secedes from a member state.[224] She also indicated that Article 49 would be the route to apply to become a member of the EU.[224] José Manuel Barroso, president of the European Commission, stated earlier that an independent Scotland would have to apply for membership, while the rest of the UK would continue to be a member.[225] In 2014, he reiterated that Scotland joining the EU would be "extremely difficult, if not impossible".

    ResponderEliminar