lunes, 18 de abril de 2016

El ADN de la política dominicana

Ley constitutiva y política en República Dominicana




El presente artículo es publicado en EquilibrioInternacional.com bajo la expresa autorización de su autor.


(Por Violeta Yangüela *) -  Dicen que el enredo comienza en la cabeza por lo que a cabeza enredada, cuerpo enredado.


Se supone que la cabeza de una nación es su ley constitutiva y parecería que por estos lares iberoamericanos la cabeza sigue enredada. Los ejemplos no faltan, sobran y para muestra un botón dominicano.

En la reelección a la presidencia de Horacio Vásquez en 1929 el Partido Coalición Patriótica de Ciudadanos, que fue el adversario desde su primer mandato en 1924, apoya la reelección de Horacio Vásquez.

Para estas próximas elecciones del 2016 el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) el adversario del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) apoya la reelección del presidente Danilo Medina.

En 1924 Horacio Vázquez en carta dirigida al diputado Arturo Pellerano dice: “la reducción del periodo presidencial a cuatro años, la no reelección y los avanzados procedimientos electorales que establece la ley en la materia son sagradas conquistas que persiguió siempre mi partido y que alcanzó el pueblo en la última Constitución con el concurso de todas las agrupaciones políticas y a cuya conservación y defensa me siento inquebrantablemente unido por un solemne compromiso contraído con la Nación”.

Horacio Vázquez en su aceptación a  la reelección en 1929 dice: “el ineludible empeño de las circunstancias me impone hoy asumir una actitud que antes pudo parecerme extraña, y que sin duda se opone a cierto fundamental concepto que mantengo en lo que atañe a la necesidad y conveniencia de que el Jefe del Estado sea reemplazado al terminar el período para que fue elegido”.

¿Inquebrantable?

En palabras de Danilo Medina en el 2007: “lo que pasa  es que la historia se cambia cuando conviene. Ese es el problema de los políticos de éste país, y por eso es que están perdiendo  credibilidad. Los discursos se adaptan, como el camaleón al medio donde se está, porque estamos en un momento en que se quiere imponer la reelección y se vende como buena¨.

Danilo Medina en su discurso de aceptación de la reelección en el 2015 dice: “la reelección es vedada, como una especie de salvaguarda, casi únicamente en países que no tienen instituciones fuertes y que viven aún sobre el trauma de las dictaduras. La República Dominicana es, hoy, un país de instituciones en franco proceso de fortalecimiento, con equilibrio político y, desde hace mucho, libre del trauma y de la sombra tenebrosa de la dictadura. Para nosotros, por tanto, la reelección en lugar de significar un retroceso institucional es un avance y un perfeccionamiento democrático. Se equivocan también los que dicen que introducir la reelección es beneficiar al gobernante de turno”.

¿Camaleón?

En ambos casos la Constitución fue reformada para permitir la reelección.

Dijo Simón Bolívar: “con esta mezcla racial y este record moral, ¿podemos poner las leyes por encima de los líderes y los principios por encima de los hombres?

* v.yanguela@codetel.net.do