lunes, 21 de septiembre de 2015

Estado Islámico, islam, occidente y Arabia Saudita




El presente artículo es publicado en EquilibrioInternacional.com bajo la expresa autorización de su autor.


¿SEMEJANZA?

(Por Violeta Yangüela *) - Para algunos el Califato Islámico no es el Islam. Para otros, es la puesta en práctica de los principios más estrictos del Corán.


Dice Barack Hussein Obama que “las masacres, las decapitaciones, el secuestro, la esclavización del Estado Islámico carecen de la menor relación con el Islam”. Afirma el  presidente estadounidense que “el Estado Islámico  es una organización terrorista, pura y  simplemente. Estos terroristas son únicos en su brutalidad, masacran a todos los que se interpongan en su camino, esclavizan, violan, obligan a las mujeres a contraer matrimonio y amenazan masacrar a una minoría religiosa”. Agrega el mandatario estadounidense que “ninguna religión tolera la matanza a inocentes”.

Dice el primer ministro inglés David Cameron, en consonancia con Obama, que “son monstruos, no musulmanes por lo que el Estado Islámico, no es islámico”. Agrega Cameron que “debemos estar claros en esto, la raíz de la causa de la amenaza que  enfrentamos es la ideología radical”.
O sea, una cosa es el Califato y su ideología y otra cosa es el Islam y su religión.

Dice el Papa Francisco que “un grupo extremista y fundamentalista, es decir, el Estado Islámico, intenta justificar su violencia en nombre del Islam. La violencia que busca una justificación religiosa merece la más enérgica condena”.

Hussein bin Mahmud, clérigo del Estado Islámico, dice que "quienes pervierten el Islam no son aquellos que cortan la cabeza de los herejes y los aterrorizan, sino aquellos que quieren que el Islam sea como Mandela o Gandhi, sin muertes, ni lucha, ni sangre, ni cuellos cercenados. El Islam es la religión de la lucha, de las decapitaciones, del derramamiento de sangre".

Los delitos y los castigos en los territorios del Califato que se consideran contrarios a ley de Dios tienen su origen en la tradición del profeta Mahoma.

Relata Ibn Ishaq (The life of Muhammad)  el consentimiento de Mahoma en el año 627 para la decapitación de los miembros de la tribu judía  Banu Qurayza después de su rendición. Dice el Corán; “Cuando encontréis a los infieles en el campo de batalla, cortad sus cabezas hasta derrotarles”. “Yo estoy con vosotros. Reafirmad a aquellos que crean. Yo infundiré miedo en el corazón de quienes no creen. Cortadles el cuello y cortadles cada uno de los dedos. Hacedlo porque ellos se oponen a Dios y a Su mensajero. Dios es severo en su castigo”.

La blasfemia, el asesinato, y la práctica de la homosexualidad están castigados con la muerte.  El adulterio se castiga con la lapidación y el asesinato con robo con la crucifixión El consumo del alcohol con la pena de la flagelación, es decir latigazos.

¿Cuál es la diferencia del Estado Islámico con los países islámicos del entorno?

La blasfemia, el asesinato y la práctica homosexual están castigados con la muerte en Arabia Saudita a espada y en la plaza pública. A cuchillo en los territorios del Califato. El adulterio se paga con la lapidación en los dos territorios. El robo, con la amputación de una mano. El asesinato con robo, con la crucifixión en el Estado Islámico y en Arabia Saudita con la decapitación.

Parecería ser que la diferencia es asunto de publicidad. Mientras el Califato practica la exhibición de sus castigos y se difunden por Internet, en Arabia Saudita está prohibido que se filmen o que se fotografíen. Habría que agregarle una gran diferencia y es que Arabia Saudita ocupa un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

¿Es o no es Arabia Saudita islámica?

* v.yanguela@codetel.net.do