lunes, 14 de septiembre de 2015

AYLAN: Una imagen vale más que mil palabras




AYLAN


(Por Violeta Yangüela *) - Sin duda que el niño sirio es el mejor ejemplo de la frase de que una imagen vale más que mil palabras.  Esa imagen es hoy global y nunca antes en los cuatro años de guerra en Siria, una imagen de la tragedia había despertado  ¿la conciencia o los sentimientos? globales.


¿Cuántos niños han muerto en Siria? ¿Cuántos millones de sirios desplazados y refugiados?

Dice Will Wintercross, el fotógrafo de la foto que trabaja para el periódico Daily Telegraph, que “la gente ha visto muchas imágenes y videos sobre la guerra en Siria, pero  parece que todo eso se resume en esta única foto” Agrega, “en este momento no hay otra foto que pueda tener un mayor impacto”.

Los argumentos de los políticos y de los articulistas para explicar las razones de la guerra y para la búsqueda de soluciones a la crisis migratoria  siria inundan la prensa global. El Papa Francisco hace un llamado a las parroquias, comunidades religiosas, monasterios  y santuarios de toda Europa para que acojan a los refugiados sirios.  Le responde el Obispo Laszlo Kiss-Rigo “que no son refugiados.  Esto es una invasión.  El Papa está equivocado.  Los refugiados  llegan aquí con gritos de Allah Akbar (Ala es grande).  Quieren tomar el control”.

Para Viktor Orban, político húngaro “los sirios que huyen constituyen una amenaza para nuestra civilización”. El Presidente francés François Hollande dice que “se actúa con rapidez o pronto habrá no solo tragedias sino un éxodo”. Dice John Kerry “la masacre que está teniendo lugar en Siria es un insulto para todo el mundo, a cualquier nación que respete la dignidad y el imperio de la ley. Es una catástrofe estratégica para la región, para todos nosotros. Creo que con la crisis migratoria de Europa, el mundo está empezando a despertar y a darse cuenta de que hay que hacer más”.  ¿Boots on the ground?

Desde Argentina dice Cristina “que nadie nos venga a poner de ejemplo a algunos países del norte. Yo no quiero parecerme a países que dejan morir chicos en las playas. Eso no es de cristianos, es decadencia cultural. Se andan tirando a los inmigrantes de un país a otro como si fueran bultos”.

Y por supuesto Baltasar Garzón no podía quedar excluido. “¿Con qué derecho ponemos fronteras a los que vienen de un conflicto armado generado por Occidente, por la ineficacia de EE UU y la Unión Europea? No analizamos las causas. Atajar los efectos no tiene sentido”.

Y no es el único en señalar al occidente como culpable. Para el articulista dominicano, Juan Bolívar Díaz “es como si los europeos estuvieran pagando las invasiones colonialistas, la dominación política, extracción de recursos y explotación esclavista que ejercieron por siglos sobre los países tercermundistas.”

Parecería que el ministro de Relaciones Exteriores y Cooperación de España es el único que ha descubierto que se trata de una guerra al decir que “está buscando desesperadamente una cobertura internacional para intervenir militarmente en Siria”.

El articulista español Luis Herrero le explica al ministro la razón de su desesperación  cuando dice: “hace bien poco, la alianza entre la musculatura militar norteamericana y el legado cultural europeo le daba legitimidad a la idea de una civilización occidental. No sólo le daba legitimidad. También le daba poder. Pero ahora, me temo, nos hemos quedado sin lo uno y sin lo otro. Sin poder y sin legitimidad. Ni Estados Unidos tiene la energía de antaño ni Europa sabe defender su legado.  Al contrario: parece obstinada en abominar de él”.

Mientras los jefes de gobiernos, políticos,  religiosos opinan y los articulistas  explican, la masacre en Siria e Irak continúa.

* v.yanguela@codetel.net.do