lunes, 1 de junio de 2015

Relaciones entre Estados Unidos y Venezuela tras la Cumbre de las Américas en Panamá




EL CONVERSAO


(Por Violeta Yangüela *) - En la Cumbre de las Américas, Barack Hussein Obama se reunió con el presidente cubano Raúl Castro.  El encuentro ha sido calificado como una “histórica conversación”.  Luego el presidente estadunidense y el presidente venezolano Nicolás Maduro intercambiaron un saludo por unos escasos minutos.


Para Maduro, la Orden Ejecutiva de Obama que considera a Venezuela como una amenaza para Estados Unidos, protocolo necesario para emitirla, en la que se sancionaba a siete oficiales venezolanos por violaciones a los derechos humanos,  era una amenaza de los Estados Unidos y no de Venezuela por lo que su presencia en la Cumbre le permitió exigir la eliminación de la Orden Ejecutiva.

Se supone que 13 millones de venezolanos firmaron la petición.

Las declaraciones de Estados Unidos para aclarar el contenido de la Orden no tuvieron efecto y los presidentes Rafael Correa de Ecuador, Evo Morales de Bolivia, Cristina Kirchner de Argentina y Dilma Roussef de Brasil expresaron su apoyo a Venezuela.

En la actualidad la Orden sigue vigente.

Luego de la Cumbre, al parecer Maduro se ha quedado sin el enemigo de su enemigo que es su amigo. Su amigo cubano está de sonrisas con el Imperio y se espera la apertura de las embajadas en ambas naciones. Ante esas sonrisas, Maduro se ve obligado a “conversar” con el que en sus propias palabras “respeta pero no confía”.

Thomas Shannon, el enviado que visitó Venezuela días previos a la celebración de la Cumbre sostuvo una reunión con Nicolás Maduro.  La visita, de acuerdo al Departamento de Estado, fue una invitación del gobierno venezolano.

Dice Maduro que su gobierno ha logrado “sentarse a conversar” con un enviado especial de Obama y que el diálogo “va bien” y espera que no sea saboteado por los “terroristas venezolanos o por la ultraderecha de Estados Unidos”.

Algo así como los “pitiyanquis” mencionados de manera repetitiva por Hugo Chávez.

Después de la celebración de la Cumbre, Shannon ha regresado a Caracas y dice el director de la oficina de prensa del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jeff  Rathke, que las conversaciones mantenidas en Caracas entre Maduro y Shannon “han sido positivas, productivas y continuarán”.

Desde el 2010 Estados Unidos y Venezuela no tienen embajadas. Hasta ahora. Tras la decisión de Estados Unidos de retirar a Cuba de la lista de estados que apoyan el terrorismo es un paso para restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba.  Ahora le toca a Venezuela.
El Embajador de los yanquis fue expulsado de Venezuela por Hugo Chávez: “váyanse al carajo, yanquis de mierda, que aquí hay un pueblo digno, váyanse al carajo cien veces”.

Y los yanquis se fueron. Ahora, parecería que los yanquis de mierda van a regresar del carajo con los billetes verdes que necesita urgentemente “el pueblo digno chavista”.

* v.yanguela@codetel.net.do