domingo, 21 de junio de 2015

Bancos y dioses en la crisis griega




(Por Violeta Yangüela *) - Cuenta Indro Montanelli en su libro “Historia de los griegos” que los atenienses hicieron de la necesidad virtud y aprendieron a aprovechar al máximo sus magros recursos y administrarlos con sensatez.  Dentro de esa sensatez crearon su moneda: la dracma, con el contenido de plata que jamás fue alterado y dándole un valor estable,  la convirtieron en lo que hoy seria calificada como moneda de cambio internacional.


Porque las monedas no eran fácilmente transportables, los ahorros fueron depositados en los ¡¡templos!!  Con la  propuesta de la creación de un fondo común de los demás estados-ciudades, algo así como un banco central en lenguaje actual, nombraron un presidente.  ¡¡Apolo de Delfos!!

Es que los  antiguos hombres  griegos de la tierra de los filósofos, no eran divinos, pero los dioses griegos eran humanos y ahí fue donde se complicó el asunto.  Es que no es lo mismo la divinidad que la condición humana.

También cuentan que para solucionar el asunto de las transacciones financieras, los cambistas, asunto humano que no divino,  realizaban sus transacciones financieras sentados un una banca.  La señal de la quiebra consistía en romper la banca.  La banca-rota. No se sabe si los demás cambistas que compartían la mesa “bancaria” fueron solidarios con los de  la banca-rota.

Parecería que en la actualidad los griegos están con la banca-rota y por suerte sus compañeros sentados en la mesa financiera del euro han ido en su rescate.  El problema es que ahora no son templos y mucho menos el presidente es el Apolo de Delfos. Se trata de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) lo que en un principio se le llamó la Troika y que ahora son las instituciones y los prestamistas son socios. Asunto de semántica.

El primer rescate por la suma de 110,000 millones de euros se realiza en mayo del 2010 y por supuesto las condiciones para el pago del préstamo es tarea que el gobierno de Grecia debe cumplir. Así comienzan los desembolsos. Dicen los que llevan las cuentas que en el  2009 el déficit griego era de 13.6% y su deuda el 113% de su PIB.  En realidad, Grecia ha recibido el equivalente a 54 planes Marshall (214% de su PIB) y una quita del 70% de su deuda.  Y con los desembolsos, también los tropiezos.

Irrumpe en la arena política Syriza y su líder Alexis Tsipras con la creación de una comisión para auditar la deuda pública helena. La Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública, cuyo fin es determinar si la deuda contraída por el Estado heleno es legítima o no. "Toda la evidencia que presentamos en este informe muestra que Grecia no sólo no tiene la capacidad de pagar esta deuda, sino que tampoco debe pagarla porque vulnera los derechos humanos fundamentales de la población griega y por tanto, llegamos a la conclusión de que Grecia no debería pagar esta deuda porque es ilegal, ilegítima y odiosa". Afirman que Grecia no debe pagar la deuda contraída desde 2010 a 2015.

La comisión detalla que las autoridades griegas, junto a otros Gobiernos de la Unión Europea, "conspiraron contra la reestructuración de la deuda pública para proteger a las instituciones financieras". La presidenta de la Cámara reiteró que el pueblo griego no es responsable de la deuda pública, sino "víctima" de ella. ¡La conspiración no podía faltar!

Parecería que los préstamos fueron tomados por los dioses griegos.

* v.yanguela@codetel.net.do