martes, 19 de mayo de 2015

Sobre el encuentro entre el Papa Francisco y Raúl Castro




DESEMBARCO

(Por Violeta Yangüela *) - No está claro cuando Raúl Castro comenzará a rezar y tampoco está claro que el Papa Francisco no siga siendo el mismo peronista argentino. Parecería que Raúl tiene todas las de perder y tendrá que regresar a la Iglesia y a la religión.



Según cuentan, el encuentro de Francisco y Raúl se convirtió en un record con 55 minutos de duración.  Le ganó a Barack Hussein que tenia 52 minutos en su encuentro del pasado año. Los regalos de intercambio no podían faltar.  Una medalla para Francisco de la Catedral de la Habana y un medallón de San Martin, patrón de Buenos Aires, para Raúl.   No podía ser mejor regalo. Argentino siempre.

Dice Raúl Castro, “yo me leo todos los discursos del Papa.  Si continúa hablando así, les aseguro que volveré a rezar y regresaré a la Iglesia.  Y no lo digo en broma”.  Además Raúl se declara jesuita como el Papa porque siempre había estudiado en colegios de la Compañía de Jesús.

Pero como dicen que a la tercera va la vencida, quizás Francisco logre con su próxima visita a Cuba en septiembre de este año que lo llevará a Washington, New York y Filadelfia, lo que las visitas de sus antecesores, Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en 2012,  no pudieron obtener.

Esta vez, el Papa tiene un aliado. Barack Hussein Obama. Dice el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, que Barack “no rechazaría el viaje a Cuba si se la diera la oportunidad, y no descarta hacer una visita oficial a Cuba en el próximo año".

Además, ha indicado que Obama "disfrutó de la oportunidad que tuvo de tener una conversación directa con el presidente Raúl Castro durante la última Cumbre de las Américas sobre los pasos adicionales".

El presidente francés François Hollande le ha ganado a Obama. Es el primer jefe de Estado en visitar la isla después del anuncio de que Estados Unidos y Cuba reanudarán las relaciones diplomáticas y se ha entrevistado con el líder supremo el Comandante Fidel al que ha descrito como “un hombre que hizo historia”.

En esa visita, dice Fidel que la posición común de la Unión Europea hacia la isla no debió existir nunca. “Fue una importación a través de quien ustedes saben, que llevó la instrucción hasta en inglés”.

La foto publicada en los medios de comunicación, del presidente francés Hollande y Fidel con su “chándal”, por cierto, marca Adidas, no tiene desperdicio.

Se supone que en las próximas navidades, Santa Claus, el Niño Jesús, los Reyes Magos y la Vieja Belén le traerán a la Iglesia Católica las instituciones educativas nacionalizadas en 1961, la que dice Raúl haber estudiado,  y por supuesto, la eliminación del embargo.

Solo falta el des-embargo porque el desembarco a Cuba parecería que ha llegado.

* Violeta Yangüela. Mail: v.yanguela@codetel.net.do