lunes, 6 de abril de 2015

Pobreza y crecimiento económico en América Latina



(Por Violeta Yangüela *) - El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pronosticado para la región iberoamericana un crecimiento de l.5% para el 2015.  La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) informa que el de nivel de pobreza está estancado en el 28% (167 millones)  y el índice de la pobreza extrema es de 12% (71) millones.

Las cuentas  particulares abruman.

Venezuela gobierna con los “poderes especiales”, heredados de la Ley Habilitante de San Hugo, hasta el 2015 en medio del 64% de la más alta inflación global, la dramática carestía de los productos de primera necesidad y según Transparencia Internacional en su informe de la Percepción de la Corrupción del 2014, ocupa el lugar 161 de 174 países con una puntuación de 19 de 100.

Argentina y su “pingüina” Cristina, enfrentada al pago de la deuda pendiente, ocupa el segundo lugar detrás de Venezuela con una inflación de 40%, aunque la versión oficial es de un 21.3%.  El FMI pronostica para 2015 un crecimiento negativo de -1.5%.

El reciente asesinato del fiscal Alberto Nisman  y de su denuncia a la presidente y a otros funcionarios de su gobierno por el encubrimiento en relación al caso del atentado de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA)  es para Cristina “una embestida judicial y mediática dirigida a desestabilizar el gobierno”.

En Brasil, a unos escasos meses de su reelección, Dilma Rousseff se enfrenta al bajo crecimiento económico, inflación y con el escándalo de corrupción ligados al gigante estatal petrolero PETROBRAS que provocan las manifestaciones de protesta, en repudio del gobierno. Según las encuestas su popularidad solo alcanza el 13%.

En Chile la también recientemente reelecta presidente Michelle Bachelet, se enfrenta al escándalo de corrupción  por “uso de influencia privilegiada y tráfico de influencias” en el que se ha visto envuelto su hijo Sebastián Dávalos obligado a renunciar a su cargo de director del área Sociocultural de la Presidencia.
Según las encuestas su popularidad ha descendido al 34%.

Decía Simón Bolívar: “Huid de un país donde el poder es ejercido por un solo hombre. Ese es un país de esclavos. Pri­mero, la América (española) es ingobernable para nosotros; segundo, el que sirve a una revolución ara en el mar; tercero, la única cosa que pue­de hacerse en América es emigrar; cuarto, este país caerá infali­blemente en manos de la multitud desenfrenada para después pasar a tiranuelos casi imperceptibles de todos colores y razas”. “Con esta mezcla racial y este record moral, ¿podremos poner las leyes sobre los líderes y los principios sobre los hombres?”.

“Generalmente hablando, todavía nuestros conciudadanos no se hallan en aptitud de ejercer  por sí mismos y ampliamente sus derechos, porque carecen de las virtudes políticas que caracterizan al verdadero republicano, virtudes que no se adquieren en los gobiernos absolutos, en donde se desconocen los derechos y los deberes del ciudadano”.

Por casualidad, ¿tenía Bolívar percepciones extrasensoriales?

* Violeta Yangüela. Mail: v.yanguela@codetel.net.do