martes, 21 de abril de 2015

Cuba y su revolución necesitan de Estados Unidos. Ver para creer.



NI CONTIGO NI SIN TI

(Por Violeta Yangüela *) - Sin ninguna duda que Cuba ha sido la protagonista de la Cumbre de las Américas.  El encuentro de Barack Hussein Obama  y Raúl Castro ha sido el momento espectacular.

Se supone que en estas reuniones se emite una declaración conjunta.  Por supuesto la fotografía de la familia se incluye en el espectáculo mediático.  Pero esta vez no hay declaración conjunta.  Esta vez las declaraciones y los discursos del presidente estadounidense y del presidente cubano se han convertido en la declaración.

Dice el presidente Obama: Tenemos respeto por las diferencias entre nuestros países.  Ya pasaron los días en que nuestra agenda en este hemisferio a menudo presumía que Estados Unidos podía entrometerse con la impunidad.   La libertad de ser escuchado es un principio con el que el continente americano está comprometido en general.  Y eso no significa, como dije, que vamos a estar de acuerdo en cada problema.  Pero debemos resolver aquellos con franqueza, honestidad y civilmente, y darle la bienvenida a las voces de todas las personas en los debates que formarán el futuro del hemisferio.

Estados Unidos "no será prisionero del pasado, porque Estados Unidos mira hacia el futuro. Los cambios de política hacia Cuba abren una nueva era en el hemisferio. Me comprometí a construir una nueva era de cooperación con base en intereses de respeto mutuo. He cumplido con ese compromiso; nos reunimos aquí en un momento histórico".

Después de una larga exposición histórica de las políticas intervencionistas del Imperio, dice Raúl Castro, “hemos expresado al Presidente Barack Obama, nuestra disposición al diálogo respetuoso y a la convivencia civilizada entre ambos Estados dentro de nuestras profundas diferencias. Aprecio como un paso positivo su reciente declaración de que decidirá rápidamente sobre la presencia de Cuba en una lista de países patrocinadores del terrorismo en la que nunca debió estar. Hemos expresado públicamente al Presidente Obama, quien también nació bajo la política del bloqueo a Cuba, nuestro reconocimiento por su valiente decisión de involucrarse en un debate con el Congreso de su país para ponerle fin. Este y otros elementos deberán ser resueltos en el proceso hacia la futura normalización de las relaciones bilaterales”.

“Por nuestra parte, continuaremos enfrascados en el proceso de actualización del modelo económico cubano con el objetivo de perfeccionar nuestro socialismo, avanzar hacia el desarrollo y consolidar los logros de una Revolución que se ha propuesto conquistar toda la justicia para nuestro pueblo”.

O sea, Cuba necesita salir de la lista de los países calificados terroristas y poner fin al bloqueo para poder actualizar el modelo económico cubano para perfeccionar el socialismo. En otras palabras, en un tiempo el contigo porque me matas era la consigna y ahora el sin ti porque me muero es el camino a  la perfección de la Revolución.

Dicho de otro modo, para salir de la pobreza, Cuba y su revolución necesitan de Estados Unidos. Ver para creer.

* Violeta Yangüela. Mail: v.yanguela@codetel.net.do