jueves, 6 de noviembre de 2014

La revolución de PODEMOS



¡CLARO QUE PODEMOS!

(Por Andrés Gómez Polanco *) - El título del presente análisis hace referencia a la revolución política, ideológica, comunicacional y electoral que ha experimentado el bipartidismo español durante el 2014 con la sorpresiva, estratégica y eficaz emanación del partido-movimiento PODEMOS liderado por el politólogo Pablo Iglesias.

Esta organización política fundada esencialmente por un grupo de profesores de Ciencia Política de la Universidad Complutense ha transformado el tablero político-electoral de España al obtener más de un millón y medio de votos en las elecciones europeas (5 eurodiputados), pero sobre todo debido a su posicionamiento hoy por hoy en las encuestas para las próximas elecciones generales a realizarse en el 2015 donde superan tanto al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) como al gobernante Partido Popular (PP); convirtiéndose de esta forma en una alternativa real de gobierno para capturar el poder político históricamente oligopolizado por el bipartidismo desde el retorno a la democracia en 1975.  

Más allá de la creatividad, innovación, transparencia y viabilidad de sus propuestas, proyecto ideológico, programa de gobierno y políticas públicas sustentadas en la democratización, transparencia y reestructuración de una economía estancada en la crisis, un sistema político corrupto y deslegitimado y un contexto social donde priman las desigualdades; el éxito electoral y político de PODEMOS se debe a su eficaz y pragmática estrategia mediática y política para irrumpir en el sistema político con el mensaje correcto y el líder adecuado que calzan en un contexto de crisis y resquebrajamiento.

Dicha estrategia se centra en la transformación de lo que Antonio Gramsci llamó “El Sentido Común General” mediante los dispositivos ideológicos existentes en un determinado periodo histórico y coyuntura específica. En otras palabras, PODEMOS ha logrado el replanteamiento y debate de ideas políticas que los españoles daban por sentadas como la democracia representativa, el bipartidismo, la economía neoliberal de libre mercado, la monarquía parlamentaria, la corrupción de la “casta política” y la austeridad como mecanismo ineludible para salir de la crisis mediante un mensaje renovador, carismático, emocional y argumentativo a través de los mass media, las redes sociales y las diversas tecnologías de la información y comunicación.

Es precisamente por medio de la instrumentalización de un nuevo sentido común general que Pablo Iglesias ha posicionado a PODEMOS como opción de poder frente a la “casta política” (PSOE, PP, empresarios, multinacionales, la señora Merkel, FMI y Banco Europeo) dividiendo el imaginario político español entre la renovación, la salvación y la decencia en política versus la “casta” como opciones únicas en un contexto electoral. Finalmente, independientemente de la eficacia de PODEMOS para conquistar el poder democráticamente y lograr gobernar con eficiencia ante una crisis económica y financiera que parece interminable lo que queda demostrado en esta experiencia político-electoral es la necesidad de una estrategia política eficaz y pragmática ligada a las necesidades de un contexto histórico y una coyuntura como plataforma mediática e ideológica para impulsar simples ideas, liderazgos y propuestas hacia primero (1) la aceptación de la gente por medio de la reestructuración del sentido común general y posteriormente (2) para su posicionamiento como poder político transformador frente al bloque de poder imperante. Con esta estrategia tanto Maquiavelo como Tomas de Aquino dirían ¡CLARO QUE PODEMOS!, porque la política es el PODER, bien sea para servir al prójimo o para servirse lo cual depende de los principios y convicciones éticas, pero su génesis es esencialmente tomar el poder, y PODEMOS lo sabe.

* Andrés Gómez Polanco es estudiante de último año de la carrera de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en la Universidad de las Américas (UDLA) Quito-Ecuador. asgomez@udlanet.ec