lunes, 26 de mayo de 2014

Partido Popular se proclama ganador de las elecciones Europeas

http://www.equilibriointernacional.com/search/label/euroXpress



(Esther Herrera | Bruselas | euroXpress *) - No hay mayorías claras, pero el Partido Popular Europeo se proclama ganador de las octavas elecciones a la Eurocámara. Jean Claude Juncker, candidato de los populares a presidir el Ejecutivo comunitario ha afirmado que está «preparado» para ser el Presidente de la Comisión Europea, ya que los votantes que han utilizado «el sufragio universal se les debe escuchar». Los socialdemócratas liderados por Schulz siguen siendo la segunda fuerza, pero muy debilitada. Liberales y Verdes se mantienen.

Los populares europeos son la fuerza más votada, sin embargo, Juncker se verá forzado a crear coalición para poder hacerse con la presidencia del Ejecutivo, ya que ha perdido cerca de 60 escaños, respecto a 2009. El luxemburgués no ha dicho con quién hablará, pero sí ha afirmado con quién no lo hará: con los partidos de extrema derecha y euroscépticos. Así, ha asegurado que si su presidencia debe depender de estos partidos, prefiere no liderar la Comisión. Por su parte, Martin Schulz ha asegurado que también negociará con los otros partidos para buscar una posible coalición y postularse como Presidente de la Comisión: La ley del más fuerte.

El ascenso de los partidos de extrema derecha y/o euroscépticos ha sido lo más comentado en la Eurocámara y entre los partidos. El líder de los populares en la Eurocámara, Joseph Daul, ha asegurado que está «triste» por «la imagen que da hoy Francia». El partido del Frente Nacional encabezado por Marine Le Pen, xénofobo, populista y euroscéptico, se ha convertido en la fuerza más votada en el país galo. En declaraciones a sus votantes, Le Pen ha pedido la salida de Francia del euro y la disolución de la Asamblea Nacional.

El martes por la mañana habrá Conferencia de Presidentes de la Eurocámara para analizar los datos de las elecciones y, por lo tanto, un momento clave para hablar de coaliciones.

El líder de los socialdemócratas en la Eurocámara, Hannes Swoboda, ha afirmado que si Juncker quiere su apoyo debe apostar por «el cambio» en la Comisión Europea, «la lucha contra la austeridad» y la creación de empleo.

Por su parte, ALDE se mantiene como la tercera fuerza política, ahuyentando así el fantasma de que el grupo iba a ser desplazado por los euroscépticos. El belga Guy Verhofstadt, líder de los liberales y candidato a presidir el Ejecutivo Comunitario, se ha congratulado que los dos partidos mayoritarios hayan perdido fuerza en detrimento de otros grupos más pequeños como el suyo. Verhofstadt, como Schulz, opta por la ley del más fuerte y ha asegurado que el que obtenga la Presidencia no es aquél que forme parte «del grupo más grande», sino el que «consiga la mayoría».

Así, el belga también luchará por esa Presidencia que siempre se le ha hecho de rogar. Estuvo a punto de presidir el Ejecutivo en 2005, pero el veto del Reino Unido de Tony Blair lo impidió. Los británicos no querían tener de Presidente a alguien que escribió un libro llamado 'Los Estados Unidos de Europa' y abiertamente federalista.

La cuarta fuerza, el grupo de Los Verdes, se mantiene respecto a las anteriores elecciones. Ska Keller se ha congratulado por los resultados, especialmente en países como Suecia donde se encuentra entre los partidos más votados. La única mujer a presidir el Ejecutivo de Bruselas ha afirmado que está abierta a escuchar las propuestas de Schulz y Juncker, siempre y cuando estén dispuestos a «crear trabajos sostenibles» y apuesten por la lucha «contra el cambio climático» y ha urgido que finalicen las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. La líder en la Eurocámara, Rebecca Harms, ha negado cualquier coalición con la izquierda radical porque «los programas no son compatibles».

La izquierda del griego Tsipras ha sido la clara vencedora del país helénico, aunque no ha subido tanto como se esperaba en los sondeos antes de las elecciones. Tsipras ha dejado claro que no apoyará a ningún candidato que no demuestre un claro rechazo a la austeridad. Asimismo, ha asegurado que los resultados son un llamamiento contra la política del Presidente Samaras.

El largo día en la Eurocámara de Bruselas no acaba hoy. Aún falta el escrutinio total, pero ahora toca dialogar entre partidos para llegar a un acuerdo, no sólo para proponer el futuro presidente de la Comisión, también para las futuras coaliciones en la Eurocámara. El martes por la noche, los Jefes de Estado y de Gobierno se reúnen en una cena informal en la capital europea para analizar los resultados de las elecciones y quizás se empiece a hablar de nombres. Sin embargo, el proceso va para largo y, como dicen fuentes comunitarias, «no podemos esperar una fumata blanca».

* Artículo distribuido por euroXpress, portal de noticias de la Unión Europea. Link a la fuente original.