viernes, 25 de octubre de 2013

Ganancias del Banco Santander a nivel mundial crecen un 77%


Los depósitos crecen un 5%, hasta 633.433 millones de euros, y los créditos caen un 2%, hasta 686.821 millones. En los mercados emergentes depósitos y créditos crecen al 13%, mientras que en los maduros los depósitos aumentan un 3% y los créditos bajan un 6%. Fuerte generación de capital, que aumenta en 0,45 puntos en el trimestre y 1,23 puntos porcentuales en el año, hasta situar el core capital Basilea II en el 11,56%. La tasa de mora del Grupo se sitúa en el 5,43%, lo que supone 0,25 puntos más en el trimestre. En España sube 0,65 puntos, hasta el 6,40%, afectada por la caída del crédito, y descienden las provisiones. En Brasil baja con fuerza por segundo trimestre consecutivo y en Reino Unido es el tercer trimestre con descensos. Latinoamérica aporta el 49% al beneficio del Grupo (Brasil 24%, México 11% y Chile 6%); Europa el 40% (Reino Unido 15%, España 7%, Alemania y Polonia un 6% cada uno), y Estados Unidos, el 11%.

Banco Santander ha cerrado el tercer trimestre de 2013 con un beneficio atribuido de 3.310 millones de euros, lo que supone un aumento del 77% con respecto al mismo período de 2012. El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha señalado que “tras varios años de fuertes saneamientos y fortalecimiento del capital, Banco Santander está preparado para un nuevo escenario de mejora de la rentabilidad”.

Resultados

Los resultados de los nueve primeros meses de 2013 se han producido en un contexto de desapalancamiento en los países con economías maduras y crecimientos más moderados en las economías en desarrollo. A pesar de esta evolución macro, los ingresos de Banco Santander se mantienen por encima de 10.000 millones al trimestre en euros constantes. Así, el margen bruto se sitúa en 30.348 millones de euros a cierre del tercer trimestre, lo que supone un descenso del 3% en términos homogéneos con el mismo período del año pasado.

Los costes, por su parte, se mantienen planos en alrededor de 5.000 millones al trimestre, con un total de 14.858 millones en los nueve meses, que suponen un aumento del 3% sin efecto tipo de cambio y con el mismo perímetro. Las sinergias de integración en España y Polonia empiezan a dar resultado, si bien el mayor impacto será en los dos próximos años.

La diferencia entre ingresos y costes deja un margen neto o capacidad de generación de resultados de 15.490 millones, lo que supone un descenso del 8% sin tipo de cambio y perímetro. Esto implica un ratio de eficiencia del 49%, que es mejor en 12 puntos a la media de los bancos comparables con Santander, que se mueven en ratios de más del 60%.

Las menores necesidades de provisiones y saneamientos llevan a que el beneficio atribuido ascienda a 3.310 millones de euros, que supone un 77% más que de enero a septiembre del año pasado, en el que dicho resultado fue de 1.872 millones.

El 55% del beneficio tiene su origen en economías emergentes (Latinoamérica y Polonia) y el resto, en maduras. Por países, la mayor aportación corresponde a Brasil (24%), seguido de Reino Unido (15%), México y Estados Unidos (11%, cada uno) y España 7%.

Balance

La actividad del Grupo en los nueve primeros meses ha tenido como resultado un crecimiento de los depósitos del 5%, hasta 633.433 millones de euros, y un descenso del 2% en el crédito, hasta 686.821 millones de euros, con una evolución dispar entre los mercados maduros y los emergentes. Así, el conjunto de los negocios en economías maduras presenta un crecimiento del 3% en los depósitos y un descenso del 6% en los créditos. En cambio, la actividad en las economías emergentes muestra una progresión más equilibrada, con un aumento del 13% tanto en depósitos como en créditos.

El crecimiento de la tasa de ahorro y la ganancia de cuota de mercado de depósitos, unidos al proceso de desapalancamiento de las economías maduras, lleva a que mejore la posición de liquidez del Grupo. A comienzos de 2009, el Grupo tenía un ratio de créditos sobre depósitos del 150%, lo que suponía tener un 50% más de créditos que de depósitos. A finales de septiembre de este año, este ratio era del 108%. La evolución de la liquidez es especialmente notable en España, donde Santander cuenta con más depósitos que créditos, de modo que dicho ratio se sitúa en el 85%. Esto es consecuencia principalmente del fuerte crecimiento de los depósitos, ya que en un año ha captado 20.000 millones de euros, que equivalen a una ganancia de un punto de cuota de mercado. En España, los depósitos crecen un 12%, pese a la fuerte reducción del coste de los nuevos depósitos a plazo, y los créditos caen un 5%, si comparamos los saldos de septiembre de este año con los de un año antes. Aún con todo, Santander ha facilitado financiación por importe de 43.000 millones de euros en nuevas operaciones a empresas en España. Durante 2013, Santander España ha incrementado en 90.000 el número de clientes vinculados.

En Reino Unido se produce también una mejora de la actividad comercial, enfocada a una mayor vinculación de clientes y mejora de la calidad de servicio. El crédito desciende un 5%, por caída del saldo de hipotecas, pero aumenta un 11% en financiación a pymes, con ganancia de 0,7 puntos de cuota de mercado. En depósitos se produce un descenso del 2% como consecuencia del vencimiento de depósitos a tipos altos, mientras que aumenta un 71% el saldo de cuentas corrientes, lo que implica 10.200 millones de libras más y 900.000 clientes nuevos.

En Brasil, los depósitos aceleran su expansión hasta un 8% (fuerte aumento en vista y ahorro), y el crédito crece un 7% (empresas e hipotecas, con crecimiento superior a los comprables). En México, créditos y depósitos crecen un 9%, con ganancia de cuota en segmentos clave, como pymes, donde es la entidad líder, hipotecas, seguros y depósitos a la vista. La tasa de mora del Grupo se sitúa en el 5,43%, lo que supone 0,25 puntos más que el trimestre anterior. Si se observa la morosidad en términos de lo que detrae de la cuenta de resultados, el conjunto de las dotaciones para insolvencias ha ascendido a 2.600 millones en el tercer trimestre. Las dotaciones suponen un 1,77% de la inversión crediticia media. Este ratio, denominado coste del crédito, alcanzó su máximo en el cuarto trimestre del año pasado, con un 2,38%, se mantuvo en el primero y lleva dos trimestres seguidos bajando.

El comportamiento de la mora es muy diferente entre unos mercados y otros. En España se sitúa en el 6,4%, con un aumento trimestral de 0,65 puntos. La mitad de este aumento se debe al descenso del crédito y la otra mitad a entrada de nuevos morosos. Esta tasa de mora ya incluye el impacto de la reclasificación de las refinanciaciones, que fue realizada en el segundo trimestre.

En Brasil, en cambio, desciende con fuerza por segundo trimestre consecutivo, pasando desde el máximo de 6,9%, que alcanzó al cierre del primer trimestre, a 6,12% a finales de septiembre, con una caída de 0,41 puntos en el segundo trimestre y de 0,37 puntos en el tercero. Igualmente, en Reino Unido la tasa de mora desciende hasta colocarse en el 1,98%, y ya son tres trimestres consecutivos bajando, desde el máximo de 2,05% de cierre de 2012.

Por lo que se refiere al capital, el ratio BIS II se sitúa en un 11,56%, lo que supone un aumento de 0,45 puntos en el trimestre y 1,23 puntos en el año. La composición del capital sitúa a Banco Santander en una posición muy confortable para cumplir con los ratios de Basilea III, normativa que entra en vigor el 1 de enero de 2014. La fortaleza de balance, reflejo de las elevadas provisiones realizadas en los últimos años, la buena posición de liquidez y la fuerte generación de capital, sitúan a Banco Santander en condiciones de afrontar una etapa de crecimiento en los diez mercados clave donde está presente. El FMI prevé que estos diez mercados tengan crecimiento de actividad en 2014, algo que no se producía desde 2007.

Esta evolución permite mantener la misma política de retribución al accionista de 2012, con la distribución prevista de cuatro Dividendos Elección por importe aproximado de 0,15 euros por acción, que el accionista puede percibir en efectivo o en acciones. Esto supone una retribución de 0,60 euros por acción por quinto año consecutivo. Banco Santander cuenta con una capitalización bursátil de alrededor de 75.000 millones de euros, que le sitúa como primer banco de la zona euro y entre los doce primeros del mundo.

A finales de septiembre, el capital de Santander estaba en manos de 3.281.450 accionistas y en el Grupo trabajan 184.786 empleados que atienden a 102 millones de clientes en 14.561 oficinas.

* Artículo distribuido por El Mundo Financiero. Link a la fuente original.

No hay comentarios: