jueves, 31 de octubre de 2013

El espionaje y las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea


La vicepresidenta de la Comisión, Viviane Reding, ha pedido a Estados Unidos que adopte «medidas claras» para que se pueda reestablecer la confianza con la UE que está quedando muy maltrecha con el escándalo del espionaje, especialmente en un momento como este en el que se está negociando el acuerdo de libre comercio.

(Por euroXpress *) - Reding, que tiene la costumbre de ser muy clara, ha dicho en un discurso que ha pronunciado en Washington que «los socios y los amigos no se espían entre ellos». Ha añadido que «hay cosas que la lucha antiterrorista no puede justificar. El concepto de seguridad nacional no significa que todo valga: los Estados no gozan de un derecho ilimitado a la vigilancia secreta».

La vicepresidenta ha resaltado la importancia económica y política que tiene un acuerdo comercial entre las dos grandes regiones y ha alertado de que «hay asuntos que podrían facilmente hacer que descarrilara» y ha dejado claro que «uno de esos asuntos son los datos personales y su protección».

Todos han espiado a todos, unas veces juntos y otras por separado

El director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense, Keith Alexander, ha asegurado ante la comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes que las enormes cifras que se están manejando sobre el supuesto espionaje masivo de llamadas en Italia, Francia o España no son ciertas.

Alexander ha dicho que esos datos proceden de agencias de Inteligencia de otros países y a comunicaciones que, en su mayoría, se captaron fuera de Europa.

Ha aclarado que «no es información de ciudadanos europeos que hayamos recogido nosotros», ha dicho que es información «que nosotros y nuestros aliados de la OTAN hemos recogido para defender a nuestros países y apoyar las operaciones militares».

Según el diario 'The Wall Street Journal' las llamadas las habrían captado los servicios de inteligencia de España o Francia en zonas de guerra y otras áreas del extranjero. Añade que los documentos filtrados por el ex trabajador de la NSA refugiado en Rusia, Edward Snowden, podrían haber sido malinterpretados.

La Casa Blanca ha dicho este martes que revisará sus prácticas en materia de espionaje a dirigentes extranjeros. Según algunas fuentes el gabinete de Obama podría estar evaluando declarar ilegales las escuchas a dirigentes aliados.

En una entrevista a la cadena ABC, el presidente Obama dijo que ha pedido una evaluación de las operaciones de las agencias de espionaje, especialmente de las que hace la NSA «para asegurar que aquello que somos capaces de hacer no significa necesariamente que debamos hacerlo».

Por otra parte se encuentra en Washington una delegación de la comisión de libertades civiles del Parlamento europeo discutiendo acerca del programa de espionaje Prism y la protección de datos con las autoridades estadounidenses y de la posible suspensióndel acuerdo Swift, que permite el intercambio de datos bancarios con el fin de combatir la financiación de los grupos terroristas

También acudirán a la Asamblea General de la ONU, que se inicia este miércoles, y que incluye en su orden del día la cooperación entre la Unión Europea y Naciones Unidas en materia de paz, seguridad y derechos humanos.

El miércoles también se sumarán los eurodiputados de la comisión de Asuntos Exteriores a sus colegas de Libertades Civiles, y juntos se reunirán en la Casa Blanca con Karen Donfried, responsable de Asuntos Europeos del Consejo Nacional de Seguridad estadounidense.

Por su parte la Fiscalía de España ha iniciado una investigación.

* Artículo distribuido por euroXpress, agencia de noticias de la Unión Europea. Link a la fuente original.

No hay comentarios: