lunes, 28 de octubre de 2013

Africanos no perciben el crecimiento económico de su continente


(afrol News *) - El crecimiento económico ha sido impresionante en África en la última década y ha creado la esperanza de que la pobreza puede pasar pronto a la historia. Pero un amplio estudio muestra que la mayoría de las personas en la mayor parte de África no han notado nada de este "progreso económico".

Se trata del conocido "Afrobarómetro" que ahora ha presentado estos resultados sorprendentes. Basado en un extenso estudio de trabajo en 35 países africanos, los investigadores llegaron a la conclusión de que el esperado crecimiento económico en África no ha sido perceptible para la mayoría de la gente.

"El estudio muestra que no hay conexión entre las informaciones sobre crecimiento y la propagación de la pobreza, tanto en términos de alcance como en la gravedad de la situación entre los ciudadanos comunes", confirma a afrol News Carolyn Logan de la Universidad del Estado de Michigan (EEUU), quien coordinó el estudio. "Es obvio que los gobiernos africanos deberían centrarse más en la reducción de la pobreza que en su lucha por el crecimiento de la economía nacional", añade.

Y las respuestas son sorprendentemente negativas entre los ciudadanos africanos en 35 países, aunque el continente ha experimentado el crecimiento más rápido jamás visto en los últimos años. El continente en su conjunto ha experimentado una fantástica tasa de crecimiento económico de un promedio de 4,8 por ciento al año entre 2002 y 2011.

"Esto demuestra que, o bien el crecimiento no lo necesitan los ciudadanos más pobres, o las tasas de crecimiento se manipulan para parecer que son más altas de lo que realmente son", dice Logan.

En particular, hay 16 países en donde el Afrobarómetro indica líneas estadísticas que datan de comienzos del siglo, cuando se realizó la primera edición del proyecto. En seis de los países la población no ha notado mejora alguna en su economía personal durante esta década. En sólo cinco países (Ghana, Cabo Verde, Malaui, Zambia y Zimbabue) la gente advierte que se ha reducido la pobreza. Pero en cinco países la población denuncia que se ha hundido más en la pobreza (Botsuana, Malí, Senegal, Sudáfrica y Tanzania).

El Afrobarómetro parece indicar de este modo que la actual política para sacar a África de la pobreza no cumple las expectativas creadas.

Bajo la presión del FMI, los países donantes occidentales y el Banco Mundial, la mayoría de los países africanos comenzaron a poner en marcha reformas económicas básicas en torno al cambio de milenio. La atención se centró en menos subsidios, la reducción del sector público, la liberalización económica, la mejora de las condiciones para las empresas privadas y un fuerte enfoque en el crecimiento económico.

Las conclusiones hasta ahora han sido que este cambio en la política económica en la mayoría de los países africanos ha sido un gran éxito. Después de décadas de estancamiento, la situación ahora es de optimismo y se registra un fuerte crecimiento en casi todo el continente, con la excepción de los pocos países aún afectados conflictos. Y se suponía que este crecimiento también daría lugar a una reducción real de la pobreza.

Los africanos no están satisfechos con la política económica

Sin embargo, el estudio muestra que el 17 por ciento de los africanos sigue sin poder contar con alimentos, el 22 por ciento normalmente no tiene acceso a agua potable y el 20 por ciento apenas tienen acceso a atención sanitaria. Alrededor de la mitad de los africanos sufre de la falta de alimentos, agua potable y servicios de salud de vez en cuando. Y es especialmente África Occidental y en el Este de África donde está más extendida la pobreza, mientras que la situación es algo mejor en el norte y el sur del continente.

La mayoría de los africanos tampoco está entusiasmada con la evolución de los países en los que viven. Nada menos que el 53 por ciento consideró que la economía nacional iba bastante mal y el 38 por ciento cree incluso que las cosas habían empeorado en los últimos años.

Más de la mitad piensa que los políticos del país hacen un mal trabajo de la gestión de la economía, y el 69 por ciento cree que su gobierno ha hecho un mal trabajo por mejorar las condiciones de los pobres. Y tres cuartas partes de la población creen que el gobierno tampoco está haciendo un buen trabajo para crear empleos y reducir la brecha entre ricos y pobres.

La encuesta también muestra qué políticas podrían funcionar mejor para luchar contra la pobreza en África. De hecho, hay un claro vínculo entre la reducción de la pobreza y la sociedad que durante ese periodo de tiempo ha tenido acceso a electricidad, agua y otros servicios básicos en funcionamiento.

* Artículo distribuidos por afrol News, agencia de noticias africanas. Link a la fuente original.

1 comentario: