lunes, 14 de octubre de 2013

Sobre el alcance del acercamiento entre Estados Unidos e Irán


Declaraciones favorables a la reconciliación y reuniones de los jefes diplomáticos son los precedentes que condujeron a la reanudación del diálogo luego de 34 años de distanciamiento.

(Por Paula Kantor / Redacción GEIC) - Durante la celebración de la Asamblea General de Naciones Unidas, en sus respectivas intervenciones ante el resto de los países, ambos presidentes manifestaron su voluntad de acercamiento entre las partes sobre las bases del respeto y de los intereses mutuos. Asimismo, se celebró en Nueva York una reunión entre los jefes diplomáticos de Estados Unidos e Irán, Kerry y Zarif, junto con sus colegas de China, Reino Unido, Francia, Rusia, China, Alemania y la Unión Europea, países que forman el grupo de potencias implicadas en el programa nuclear iraní. La reunión concluyó con el compromiso de tratar cuestiones sustantivas sobre este problema.

Finalmente, el pasado viernes 27 de septiembre Barack Obama y Hasan Rohani mantuvieron una conversación telefónica antes de que el mandatario iraní abandonara Nueva York. Desde la revolución islámica en 1979 transcurrieron tres décadas de retórica y acciones hostiles entre ambos países, por lo que esta plática supone el primer contacto directo entre los presidentes de estos países. La conversación giró en torno a la búsqueda de una solución pacifica sobre la disputa del programa nuclear iraní y a la posibilidad de fomentar una nueva relación en el marco de sus influencias internacionales.

La controversia sobre el significado y las características del programa nuclear iraní es la mayor amenaza que el sistema de seguridad internacional ha enfrentado en los últimos años. El presidente iraní ha dicho en sus últimas declaraciones que tiene férreas intenciones de que el problema se resuelva en poco tiempo pero todo dependerá de la capacidad iraní en probar que no está produciendo armas atómicas. Las potencias negociadoras ven la situación con optimismo y como una posibilidad de acceder al diálogo debido a situaciones actuales particulares: Obama con aspiraciones diplomáticas; equilibrios internos de poder en Irán; y sobre todo, las consecuencias de  las sanciones económicas impuestas a Irán que han limitado su posibilidad de comercio, el acceso a mercados financieros, debilitado su economía y generado desconfianza al régimen entre la población.

Pero existen otros actores que no ven el acercamiento Irán-Estados Unidos con buenos ojos. Por empezar, hay que atender a lo que opina Ali Khameneí, líder supremo de Irán, quien por un lado valoró los esfuerzos de la diplomacia de Rohani pero por otro se mostró desconfiado hacia Estados Unidos, indicando que el gobierno es “arrogante, no razonable y rompe los pactos”. Sus palabras importan ya que Khameneí es la máxima autoridad y quien tiene la última palabra sobre cuestiones de política exterior y seguridad nacional.

A su vez, hay que prestar atención a gobiernos escépticos de Irán, con Israel a la cabeza. Y con este acercamiento, Israel no solo es escéptico con Irán sino también con Estados Unidos, ya que considera este diálogo como una estrategia iraní para ganar tiempo y desarrollar finalmente armamento nuclear. Israel no cree en la posesión de uranio iraní con fines pacíficos, tanto por su influencia en los grupos terroristas de Hezbolah y Gaza como en su amenaza de sacar del mapa a Israel. Netanyahu considera a Rohani como continuador de la política anterior, calificándolo en la Asamblea General como “un lobo con piel de cordero”.

La respuesta a esta disputa la veremos en los acontecimientos próximos. El 15 de octubre será la reunión de Ginebra II, en la que Irán deberá probar que no está construyendo armas nucleares, asimismo el resto de los países deberán resolver si continúan o no con las sanciones económicas impuestas. Sólo resta estar alertas a esta problemática de seguridad internacional que está más candente que nunca.

Artículo distrubido por GEIC, grupo de estudios internacionales. Link a la fuente original.

No hay comentarios: