domingo, 28 de julio de 2013

La respuesta de la Unión Europea a la crisis

 

(Por María S. Grassi *) La perspectiva de la Expansión ha sido uno de los dos focos de debate que nuclea la división política interna de la UE. El otro es desde hace décadas la opción por una UE menos amplia pero con una mayor integración (la perspectiva de la Profundización).

Esta última ha ido perdiendo adeptos y, frente al colosal fracaso en 2004 de una Unión Política Europea plasmado en el rechazo a la Constitución Europea, desde entonces Europa ha ido inclinándose por la Expansión. La pregunta que muchos analistas pueden hacerse hoy es si, teniendo en cuenta la crisis sin precedentes que viven la mayoría de los miembros del bloque y su magnitud; esta es una sabia estrategia.

El 1 de Julio Croacia se convirtió en la 2da. nación ex Yugoslava (luego de Eslovenia) en unirse a la Unión y en el 1er. miembro nuevo desde 2007. Más sorprendentemente es la primera nación en unirse a la UE desde la crisis económica mundial de 2008, cuyos efectos perduran fuertemente en varias de las naciones más importantes del bloque como España e Italia.

Frente esta crisis que supone un alto indicie de desocupación, un déficit fiscal muy por fuera de los permitidos por la reglamentación europea, revueltas sociales y un re pensamiento de los cimientos neoliberales del Mercado Común Europeo; es válida la pregunta ¿Por qué Croacia?

Un estado cuya economía está en recesión desde hace 5 años, cuyo nivel de desocupación en crecimiento ha alcanzado un 20.4 % de la población; y donde el 17.4% de la población es mayor de 64 años (claro ejemplo del mal europeo del envejecimiento de la población, con la correlativa reducción de la población total y con ella de las fuerzas activas de trabajo y el inacabable problema de las jubilaciones y pensiones).

Además Croacia es el Estado que posee el nuevo record del más bajo Euro-entusiasmo, como muestra el Referéndum llevado a cabo en 2012 que mostró solo un 43.5% de participación croata y solo un 66% en pos del sí a la adhesión europea.

Independientemente de las características del nuevo miembro el momento no es óptimo. La UE está intentando revivir su economía mientras trata de lidiar con un creciente debito fiscal que ha endurecido las relaciones políticas entre los estados miembros, haciendo cada vez más visible una división Norte-Sur entre países ricos y países pobres.

Frente a esto muchos políticos europeos de nacionalidades varias no pueden evitar preguntarse dónde está la sabiduría en extender las fronteras europeas hacia zonas con economías débiles, bajos ingresos, creciente posibilidad de indeseadas migraciones internas de trabajadores de bajo costo, etc. quienes claramente traen más problemas que soluciones a la actual situación regional.

* Estudiante de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina) e Investigadora y Analista Internacional de la Empresa Beroe Inc. Ha sido galardonada con la beca Erasmus Mundus (2010-2011), lo que le permitió pasar un año académico como estudiante de intercambio en la Universidad de Groningen en los Países Bajos. Co-fundadora, tesorera y RRPP de la Asociación de Estudiantes Latinoamericanos (ALAS-Groningen). Es analista del Centro Argentino de Estudios Internacionales (CAEI) donde se desempeña como parte del observatorio político de China. Se especializa en temas de vanguardia de su disciplina como el estudio de las Tierras Raras, el impacto de éstas en la política exterior china y sus relaciones bilaterales con los principales actores de la política mundial.

Link a la fuente original: http://goo.gl/5Zkp9B

No hay comentarios: