jueves, 4 de julio de 2013

Egipto: radiografía del golpe de estado


(afrol News) - Rara vez un golpe militar fue anunciado con antelación y recibido con tanta alegría como hoy en Egipto. El golpe de Estado se celebró con fuegos artificiales en la plaza Tahrir. Ahora, el presidente del Tribunal Supremo será el presidente de la transición hasta la celebración de nuevas elecciones lo antes posible.

El jefe del Ejército, Abdel Fattah al Sisi, ha hablado esta noche a los egipcios en un discurso transmitido en directo en la televisión. Después que el presidente Mohammed Mursi se negase hoy a cumplir las demandas del pueblo y participar en un diálogo nacional sobre el futuro político de Egipto, las fuerzas militares no tuvieron más remedio que intervenir, explicó Sisi.

Ya entonces, el ejército había derrocado al presidente Mursi y suprimido la constitución, anunció el jefe del ejército. Las noticias del golpe consumado fueron recibidas con grandes aplausos en la plaza Tahrir en El Cairo, donde grandes cantidades de opositores revolucionarios al régimen de Mursi se habían reunido de nuevo.

Sisi presenta al mismo tiempo un plan para el futuro inmediato y la transición hacia una nueva democracia en Egipto. El plan se había discutido en conversaciones con varios grupos políticos y religiosos en el país. Al presentar el plan, al general Sisi le acompañaban el portavoz de la oposición Mohamed ElBaradei, el papa copto Tawadros y el jeque Ahmed al Tajeb, uno de los líderes musulmanes más respetados del país.

El plan que los cuatro presentaron a los medios incluye, en primer lugar, la toma de posesión de un gobierno de transición que estará liderado por el presidente del Tribunal Supremo, Adli Mahmoud Mansur, como presidente interino.

Mansur prestará su juramento mañana jueves. La tarea principal de la junta de transición será preparar las elecciones en Egipto tan pronto como sea posible.

Por otra parte, el Tribunal Supremo preparará lo antes posible una nueva ley electoral. La ley actual se considera inconstitucional y ha sido un punto clave del conflicto entre los islamistas de Mursi y la oposición. Sisi también anunció la creación de un comité de reconciliación nacional, donde se invita a participar a todas las comunidades.

En su discurso, Sisi pidió a los egipcios mantener la calma y evitar más violencia. Al Tajeb se unió al llamamiento y, al mismo tiempo, elogió al ejército por haber hecho lo correcto para asegurar la paz en el país. El político opositor ElBaradei dijo entonces que toda la lucha tenía que aprovechar la oportunidad para buscar la reconciliación.

El plan de transición también contó con el apoyo del grupo opositor revolucionario Tamarod, que había organizado las manifestaciones masivas contra el presidente Mursi. Mahmoud Badr, portavoz de Tamarod, afirmó que el grupo daba la bienvenida al golpe. Incluso un partido salafistia que apoyó al gobierno de Mursi dio su apoyo al plan de transición durante la presentación en directo en televisión.

Los islamistas protestan contra el golpe de Estado

El depuesto presidente, sin embargo, se niega a aceptar la nueva situación. Mursi no ha sido detenido y se encuentra aislado en su oficina. Desde allí ha enviado durante la noche varios mensajes a través de los medios sociales. En respuesta al anuncio de un nuevo consejo liderado por Sisi, Mursi escribió en Twitter que "el anuncio de las fuerzas militares debe ser rechazado por todos los hombres libres que lucharon por una democracia civil en Egipto".

Mursi ha seguido enviando mensajes y videos a lo largo de la noche, diciendo que "sigue siendo el presidente". Pero el presidente depuesto no ha llamado a la violencia contra los autores del golpe de Estado que ahora tienen el poder. Además, los Hermanos Musulmanes, el partido de Mursi, ha dicho esta noche estar "sorprendido" por el golpe de Estado, pero no han fomentado la resistencia activa contra el ejército y los grupos que apoyan la revolución.

Las decenas de miles de partidarios de Mursi que habían salido a las calles de El Cairo la tarde y la noche de hoy han sido testigos de los acontecimientos con desconfianza y estupor, pero pacíficamente. Sólo se han oído algunos aplausos cuando se han leido nuevos mensajes de Mursi.

Las fuerzas militares también se han asegurado de evitar que grupos hostiles pudiesen agitar a las masas y promover la resistencia armada. Por razones de seguridad, el ejército cerró todos los canales de televisión islamistas en Egipto. Los periodistas fueron llevados a un lugar desconocido por las fuerzas de la policía local, según fuentes de Hermanos Musulmanes, que protestan contra este ataque a la libertad de prensa.

A lo largo de la noche se han ido disolviendo pacíficamente las demostraciones de los islamistas. Pero parece que la fiesta en la plaza Tahrir en El Cairo va a durar toda la noche.

* Sobre el autor y/o los derechos de este material:

Artículo distribuido por afrol News, agencia de noticias africanas. Link a la fuente original: http://www.afrol.com/es/articulos/38316

No hay comentarios: