viernes, 28 de junio de 2013

Avanza el proceso de paz en Malí


(afrol News) - Un acuerdo de paz preliminar entre las partes en conflicto en Malí se firmó en Ouagadougou. El acuerdo permite un alto el fuego y la celebración pacífica de elecciones el próximo mes de julio en todo el país, incluyendo también las zonas controladas por los rebeldes tuareg.

El presidente Blaise Campoare de la vecina Burkina Faso dirigió las negociaciones de alto el fuego entre las partes en el conflicto de Malí. A excepción de los grupos terroristas vinculados a Al Qaeda que operan en el desierto del Sahara, todas las partes en conflicto se pusieron de acuerdo para alcanzar un alto el fuego inmediato. Esto incluye el gobierno interino no electo y las milicias tuareg de Malí.

El objetivo principal del alto el fuego es permitir la celebración de elecciones nacionales en Malí en sólo un mes. Con la celebración de elecciones, Malí puede finalmente seguir adelante con la transición democrática necesaria a raíz del golpe militar de marzo 2012, que desató el conflicto armado en el país. Ahora, también las áreas aún controladas por los rebeldes tuareg pueden participar en las elecciones nacionales.

Las negociaciones de paz fueron posibles gracias a la victoria casi total de las tropas francesas, de Malí y sus aliados contra los grupos islamistas radicales que el año pasado se hicieron con el control del norte de Malí, en alianza con las milicias tuareg. Con la operación militar franco-maliense centrada en los grupos terroristas vinculados a Al Qaeda, los tuaregs pronto indicaron su disposición a negociar con el gobierno de Bamako.

Las tropas dirigidas por Francia consiguieron confinar a los terroristas en las zonas montañosas aisladas en el Sahara, permitiendo a las milicias tuareg recuperar el control de algunos asentamientos del desierto y ciudades como Kidal. Desde esta estratégico base, las milicias tuareg participaron en las conversaciones con los franceses y los malienses, que dieron lugar a las negociaciones formales ya completadas en Ouagadougou.

Según el acuerdo de alto el fuego, se permite a los agentes de seguridad del gobierno y las fuerzas de paz internacionales establecerse en los asentamientos tuareg para preparar y asegurar el buen desarrollo de las elecciones del 28 de julio. Las milicias tuareg, mientras tanto, permanecerán en sus cuarteles y llevarán a cabo un proceso de desarme.

El presidente Compaoré de Burkina Faso dijo, durante el acto de la firma de alto el fuego, que el acuerdo ayudaría a conseguir "una nación de Malí próspera y rica por su diversidad, unidad y la cohesión". Compaoré también hizo hincapié en que el alto el fuego debe llevar a los malienses a una "movilización para impedir el flujo del extremismo religioso, el terrorismo, el tráfico de drogas y la delincuencia transfronteriza", que ha afectado a toda la región, incluyendo a su propio país, Burkina Faso.

El alto el fuego en Malí y el progreso en la realización de elecciones democráticas ha sido hoy ampliamente aclamado. El canciller francés Laurent Fabius dijo que el "acuerdo representa un importante paso adelante en la resolución de la crisis en Malí. Con miras a las elecciones presidenciales el 28 de julio, se concilia el respeto a la integridad territorial de Malí y el reconocimiento de un enfoque específico para abordar la problemas en la parte norte del país".

Catherine Ashton, responsable de la política exterior de la Unión Europea (UE), dijo que el nuevo acuerdo alcanzado es "de una importancia histórica. Se trata de un paso crucial en el proceso de construcción de la paz a través del diálogo". La UE es uno de los principales donantes que financian el proceso de transición democrática en Malí y la formación de las tropas militares en el país africano.

Sobre el autor y/o los derechos de este material:

Artículo distribuido por afrol News, agencia de noticias africanas. Link a la fuente original:
http://www.afrol.com/es/articulos/38298

No hay comentarios: