viernes, 15 de febrero de 2013

Japón se suma a la “Guerra de Monedas”

(Por Santiago Pérez) - La “Guerra de Monedas” ha sido un tema de creciente importancia dentro la economía internacional. Washington acusó en reiteradas ocasiones a Beijing por haber mantenido artificialmente el Yuan devaluado y así erosionar la competitividad de la economía norteamericana. En América Latina, el Gobierno de Brasil ha denunciado sistemáticamente a los Estados Unidos y a la Unión Europea por sus políticas monetarias expansivas. El resultado ha sido un incremento desmesurado del ingreso de divisas en la nación sudamericana el cual ha forzado una (indeseada) apreciación del Real.

En estos días se está desarrollando la cumbre de Ministros de Economía y Presidentes de Bancos Centrales del G20 en Moscú, Rusia. La nota sobresaliente del encuentro es el nuevo protagonista de la denominada “Guerra de Monedas”. Japón (tercera potencia económica mundial) se encuentra hace más una década en una situación de recesión y deflación. Tokio ha decidido en los últimos meses dar un giro a su política monetaria intentando reactivar su economía. El Banco Central de dicho país ha inyectado dinero en la economía, lo cual sumado a las tasas de interés mínimas han indefectiblemente depreciado el Yen. Es así que el signo monetario nipón ha perdido en promedio un 20% de valor, situación que generó un sinfín de críticas de importantes actores económicos internacionales.

Toyota, principal productor automotriz mundial, ha ajustado sus proyecciones de ganancias un 13% hacia arriba. Los costos de la empresa, cuyas principales plantas de producción se encuentran dentro de Japón, se han visto “oxigenados” por la devaluación. Será la primera vez que la compañía registre ganancias a nivel local en los últimos 5 años.

¿Podrá este nuevo equilibrio monetario ayudar a Japón a retornar a la senda de crecimiento? Este es un gran interrogante que genera interesantes debates entre economistas y especialistas. Por sus dimensiones y peso relativo dentro del sistema global, una reactivación de la economía japonesa sería una buena noticia para el bienestar de la economía internacional.

No hay comentarios: