viernes, 26 de octubre de 2012

Consenso general en torno a la intervención militar en Mali

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la Comunidad Económica de Estados del África Occidental y la Unión Africana se han manifestado tanto en favor de la intervención así como también dispuestos a prestar su apoyo. El gobierno de Mail ha perdido control sobre el norte del país, región que ahora está en poder de grupos terroristas de tendencia islámica. Este país se encuentra ubicado en una posición propensa al conflicto. Su territorio es accesible tanto desde el África Árabe del norte del Sahara como desde el África Negra del sur del Sahara. Antagonismo de alta importancia si tenemos en cuenta lo sucedido con Sudan, país que finalmente encontró en la división (en dos estados diferentes) la forma en encausar las contantes tensiones entre el norte y el sur. Estados Unidos y Francia son los principales países extra-africanos interesados en devolver estabilidad a esta región del globo. En primer lugar Estados Unidos, como superpotencia y gendarme mundial, atento a cualquier asunto de conflictividad, sin importar donde este se desarrolle. En segundo lugar Francia, antigua potencia colonial, y, al mismo tiempo, actor central en la vida política y económica del África de habla francesa, donde múltiples empresas galas tienen fuertes intereses. En definitiva, existe un consenso entre todos los actores involucrados en la cuestión en la necesidad de desplazar a los grupos terroristas del norte de Mali para que el gobierno de aquel país, administrado desde la ciudad de Bamako, recupere el control sobre la totalidad del territorio nacional. Los detalles de la operación no se conocen aun, pero lo que sí se sabe es que no contará con tropas ni francesas ni norteamericanas. Será una conjunción de distintos ejércitos africanos los responsables de dar cumplimiento a la misión.

No hay comentarios: