jueves, 27 de septiembre de 2012

Rusia bloquea la eventual intervención militar de Siria en Naciones Unidas

La intervención de Serguei Lavrov (Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia) en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas mostró una vez más el bloqueo absoluto existente en el cuerpo en relación a la crisis en Siria. Como era de esperarse, Moscú se opuso a los pedidos de Francia, Inglaterra y Estados Unidos en favor de instar a la organización a actuar más activamente en Siria. Lavrov describió como “irreal” el objetivo de las potencias occidentales de pedir por la rendición incondicional de Al-Assad. El ministro condenó todos los actos de violencia que se desarrollan en Siria, sin importar el agresor. El único órgano de Naciones Unidas con capacidad real de acción (decisiones vinculantes) es el Consejo de Seguridad, y, por lo visto, estamos siendo testigos de un enfrentamiento de Realpolitik en el seno de dicho órgano, donde ni Rusia, ni China, darán en brazo a torcer. No permitirán desde ningún punto de vista una resolución del que de luz verde a la intervención en Siria. Otro aspecto de superlativa importancia que se desprende de las palabras del representante ruso es el expreso apoyo de dicho país al ingreso de India como miembro permanente del Consejo de Seguridad. Si bien las posibilidades de que el ingreso de India se materialice son bajas o inexistentes (por ahora), la intención de Rusia pone de manifiesto el interés del Kremlin de intentar romper el Statu quo heredado de la segunda guerra mundial. Dar mayor protagonismo a una potencia emergente, no occidental y al mismo tiempo miembro del BRICS es el camino escogido por Moscú.

No hay comentarios: