martes, 25 de septiembre de 2012

Hollande relanza el protagonismo internacional de Francia en su discurso ante la Asamblea General

En su mensaje a la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente de Francia François Hollande, ha mencionado un asunto de vital importancia para los intereses franceses en África. El mandatario solicitó a la ONU que preste atención a las autoridades de Mail, quienes han solicitado al Consejo de Seguridad el despliegue de fuerzas para permitir a las autoridades de Bamako recuperar el control perdido sobre el norte de dicho país. Grupos terroristas islámicos armados se han apoderado de la región en cuestión poniendo en riesgo la estabilidad de un sector de denominada “Françafrique”. A pesar del paso de los años, y de las décadas, el África Francófona sigue siendo una prioridad para la política exterior de la antigua potencia colonial. En caso de aprobarse la intervención de la ONU o la asistencia del organismo al gobierno de Mali, las Fuerzas Armadas Francesas, miembros de la OTAN y del Consejo de Seguridad, ocuparán un rol central en la operación. Hollande fue contundente al afirmar que los terroristas deben ser eliminados de la región.

El Presidente también mostró declaraciones fuertes relativas a la crisis en Siria y al Programa Nuclear Iraní, el cual, según el, no tiene ningún objetivo civil. Sostuvo que Francia está dispuesta a reconocer a los rebeldes sirios como “gobierno provisional” del convulsionado país. Por ultimo y una vez mas refiriéndose a Irán, acusó a Mahmud Ahmadineyad de entrometerse en la crisis siria, aportando todo tipo de apoyo a Bashar al Assad. Hollande uso su discurso para mostrar a París como un renovado y activo actor en la política internacional.

Luego de la salida del poder de Nicolás Sarkozy, existían dudas con respecto al rol que Francia podría ocupar o dejar de ocupar en las Relaciones Internacionales. Pero, como se desprende de las palabras del líder galo en su primer discurso en Naciones Unidas, Francia continuará siendo protagonista de la agenda política global. Es también importante remarcar que ante la compleja situación económica que atraviesa Francia y a la caída de imagen positiva del flamante Presidente, un discurso de relanzamiento de Francia como “Gran potencia” puede también servir para sumar apoyos a nivel local.

No hay comentarios: