sábado, 29 de septiembre de 2012

Estratégica visita de David Cameron a Brasil

El paso de David Cameron por las ciudades brasileñas de Sao Paulo y Rio de Janeiro puede recibir múltiples lecturas. En primer lugar, a nivel macro, teniendo en cuenta el nivel de los temas tratados y la intensidad de la agenda bilateral, queda de manifiesto que Londres acepta a Brasil como una “Gran Potencia Económica”.

Los aspectos centrales de la cumbre fueron dos. En primer lugar la cooperación en relación a la organización de los Juegos Olímpicos Rio 2016. Londres fue la última sede del evento, el cual resultó sin dudas un éxito organizativo. Esta reciente experiencia permite a los británicos ser propietarios de un Know How que, sin dudas, despierta interés en Brasil. Los factores de Seguridad y Defensa son de capital importancia para el correcto planeamiento de un evento tan importante como este y, los británicos, son especialistas en la materia. El segundo aspecto tratado fue la cuestión energética. La empresa estatal brasileña Petrobras se encuentra embarcada en un ambicioso proyecto de exploración off-shore. Si bien los recursos con los que cuenta Brasilia son abundantes, la inmensa dimensión del megaproyecto petrolero hace que sea ineludible la inyección de capital extranjero. Las empresas británicas serán socias de Petrobras. Se permitirá así acelerar el desarrollo de este estratégico sector, en cual repercute a la totalidad de la economía del país sudamericano.

Por otro lado la visita puede ser leída como un intento de acercamiento del Foreign Office británico a Itamaraty en relación a la compleja situación de las Malvinas/Falklands. Construir alianzas con Brasil, el país más importante de la región, puede ser estratégico para Londres. Cualquier acercamiento a las naciones de América del Sur podría ser utilizado en la diputa que Gran Bretaña mantiene con Argentina por la soberanía en el archipiélago.

No hay comentarios: