jueves, 11 de agosto de 2011

¿Por qué son estratégicas las Islas Malvinas (Falklands)?

Las Islas Malvinas, también conocidas como Falkland Islands o simplemente Islas Falklands son quizás el área en disputa más importante y trascendente del cono sur. El observador común podría preguntarse por qué un archipiélago de solo 2000 habitantes ubicado a 14.000 kilómetros de Londres es tan férreamente defendido por Gran Bretaña, estado que de hecho ejerce soberanía sobre el territorio.

Argentina mantiene un reclamo internacional sobre las Islas. De hecho el país sudamericano ha conseguido éxitos diplomáticos logrando resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas las cuales instan a las partes a sentarse en la mesa de negociaciones para alcanzar una acuerdo que satisfaga a las dos naciones.

La pregunta obligada: ¿Cuáles son los puntos más importantes que impulsan a los británicos a aferrarse a estas lejanas islas? ¿Por qué continúan destinando fondos a la defensa militar de Malvinas cuando el estado ingles afronta una severa e inédita crisis interna? ¿Por qué hacer oídos sordos al reclamo argentino, el cual últimamente ha encontrado apoyo en ascendientes e influyentes potencias como Brasil?

A continuación las motivos que deduzco Londres considera trascendentes al momento de tomar sus decisiones relativas a este asunto.

El estrecho de Magallanes

El comercio internacional que viaja entre los océanos pacífico y atlántico lo hace a través del canal de panamá. Abierto en el año 1914 este estrecho permite que los buques atraviesen el continente americano sin tener que viajar al extremo sur del mismo y navegar las frías y tormentosas aguas del cabo de hornos.

Si bien pareciera imposible o al menos poco probable que algo sucediera en el Canal de Panamá, en caso que esta vía se vea interrumpida la presencia permanente de tropas británicas (y de la OTAN) en las Islas Malvinas permitirían controlar el comercio que transitaría por este potencialmente estratégico estrecho.

Las aguas del norte de Canadá permanecen congeladas durante el invierno por lo que de existir inconvenientes en Panamá, Gran Bretaña y las potencias de la OTAN encontrarían en las Malvinas una inmejorable plataforma para monitorear una eventualmente importantísima ruta del comercio marítimo mundial.

El Petróleo

Con el barril de crudo valuado en torno a los 100 dólares la explotación off shore de pozos petrolíferos resulta una actividad de alta rentabilidad. Distintas empresas británicas han llevado plataformas a la zona e iniciado exploraciones en busca del denominado “oro negro”. Haciendo uso de la soberanía que de hecho ejerce Gran Bretaña sobre el mar que rodea a las islas, las empresas británicas realizan una actividad que potencialmente puede generar recursos de incalculable valor monetario y estratégico para todo el Imperio Británico dentro de un mundo donde las materias primas son cada vez más valiosas.

La Antártida

La Antártida es un continente de 14.000.000 de Km2 libre de influencia política, el mismo esta defendido por el Tratado Antártico de 1961 donde todos los estados firmantes se comprometen a congelar sus reclamos de soberanía sobre el continente blanco.

De todas formas, los estados ubicados geográficamente cerca de la Antártida reclaman soberanía sobre una porción de dicho continente. Pues bien, las Islas Malvinas funcionan como argumento para que Gran Bretaña proyecte su demanda territorial sobre una porción de la Antártida. El potencial valor de este reclamo es ciertamente imposible de describir, las reservas de agua potable y un sinfín de recursos naturales y minerales lo transforman en una reserva de “vida” para la humanidad toda si pensamos en los próximos siglos. La influencia británica sobre estos recursos depende, indefectiblemente de la permanencia de las Islas Malvinas bajo su estricto control.

Perspectiva Hemisférica

Para terminar de comprender el valor de este archipiélago y ponerlo en perspectiva hemisférica debemos mencionar que dentro de los territorios británicos de ultramar en la región se suman a las Islas Malvinas las Georgias y Sandwich del Sur y las Islas de Santa Helena, Tristan da Cunha y Ascension. Si observamos un mapa es posible apreciar como este cinturón insular permite al Imperio Británico presencia en la totalidad del Atlántico Sur, desde las costas de Argentina hasta el África Suroccidental.



De hecho, Londres efectúa constantes reclamos diplomáticos ante Naciones Unidas solicitando soberanía sobre miles de kilómetros cuadrados subsuelo marino e islas volcánicas en esta región.

Con clara comprensión de la importancia estratégica y económica de esta inmensa porción del Océano Atlántico Gran Bretaña no dará fácilmente el brazo a torcer en lo que a Malvinas se refiere.

2 comentarios:

  1. El mapa es muy ilustrativo para entender el interes estrategico de Gran Bretaña.

    ResponderEliminar
  2. molinamariano1982@yahoo.com.ar5 de abril de 2013, 8:30

    Excelente articulo... lo felicito.

    ResponderEliminar