jueves, 19 de mayo de 2011

Crisis económica en España y el fin de una ilusión.

Durante las últimas dos décadas España, subida al tren de la unión europea alcanzo extraordinarios resultados económicos y sustantivos avances en políticas sociales de un envidiable progresismo. Un sin fin de subsidios a las familias y una activa participación del estado habían permitido a los españoles llevar su nivel de vida a estándares solo alcanzados por los países más desarrollados del planeta. Fuertes corrientes migratorias fluyeron a la península ibérica donde los nietos de españoles emigrados siglos atrás reclamaron su derecho de sangre legítimo, accedieron a la ciudadanía europea e intentaron iniciar una nueva etapa de sus vidas en la prospera España.

Pero todo este mundo de desarrollo y avanzada pareciera haber comenzado a derrumbarse en el transcurso de los últimos 2 años. Campamentos de protesta en la Puerta del Sol madrileña, durísimos planes de ajuste impuestos por Bruselas y apoyados por los dos socios mayores del Euro, Alemania y Francia. ¿Qué fue lo que sucedió? ¿Por qué muchos de los latinoamericanos que cruzaron el Atlántico en busca de una vida mejor están retornando a sus países? Podríamos escribir varios libros para explicar el sinfín de motivos por los que las economías de los denominados PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España) no pudieron sostener el estado de bienestar que supieron construir desde los años 90 a la fecha. Pero esto es un sencillo blog por lo que voy a intentar resumir las causas en la palabra "productividad". Es solo eso, la productividad de la economía. España, subida a la autopista del euro consiguió credibilidad internacional y crédito barato, a esto debemos sumar el aluvión de euros aportado por los turistas provenientes de los súper-desarrollados países noreuropeos.

¿Pero cuál era la verdadera productividad de la economía española? ¿Podría España sostener un nivel de vida para sus ciudadanos similar al de Francia y Alemania cuando estos dos últimos países cuentan con empresas e industrias de altísima tecnología y líderes a nivel planetario? ¿Era real que los españoles vivan tan bien como los franceses y alemanes cuando su capacidad de generar riqueza era sustancialmente inferior? La respuesta es rotundamente no, los ibéricos pudieron vivir con estándares de vida similares a galos y germanos mientras el resto del mundo les enviaba dinero, ya sea en base a deuda o ingreso de capitales. Mientras los Euros ingresaron a la economía el modelo se sostuvo con éxito, pero esto no necesariamente significaba que el mismo era sustentable.

No hay que ser ningún genio para darse cuenta que los planes de ajuste promovidos por el gobierno centroizquierdista de José Luis Rodríguez Zapatero responden a una simple realidad: Ya no hay dinero para sostener los subsidios a la familias, ya no es posible pedir más crédito, las inversiones no llegan como antes y lo único posible es "ajustar" los gastos y hacer que la sociedad viva y reciba beneficios solo en la medida que su capacidad productiva se lo permita.

Para bajarlo a vocabulario común, si una persona tiene un salario de 10, puede gastar 12 mientras alguien le preste, pero de ninguna forma esto puede eternizarse.

1 comentario:

  1. El problema fue que Zapatero tardó en darse cuenta (o no quiso darse cuenta hasta que se le vino encima). Y está bien (muy bien) dar ayudas y subvenciones a los que las necesitan, mejorar comunicaciones, infraestructuras, subir sueldo a los políticos (si lo hacen bien) y cosas así. Todo esto cuando las cuentas del Estado están saneadas, pero cuando empieza a no haber dinero hay que hacer recorte de estas cosas. Y señores, Zapatero lo ha hecho MUY TARDE.

    ResponderEliminar