jueves, 26 de mayo de 2011

Análisis de la visita de Barack Obama a Gran Bretaña

Puedo arribar al menos a una conclusión luego de la visita de Barack Obama a Londres: Estados Unidos y Gran Bretaña no tienen en sus planes ceder ante las potencias emergentes su posición de liderazgo mundial.

Vivimos en un mundo que está sufriendo reajustes en el equilibrio de poder planetario, el ascenso de nuevas potencias como India, Brasil, China y el resurgimiento de Rusia amenazan con cuestionar el statu-quo reinante. En múltiples foros internacionales se debaten cambios en organizaciones internacionales tales como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas o el Fondo Monetario Internacional. La creciente participación de países emergentes como porcentaje del PBI mundial así lo requieren, pero si leemos entre líneas los discursos de Barack Obama y David Cameron durante la reciente cumbre anglo-norteamericana, pareciera que los cambios tardaran más de lo pensado en llegar.

Ni los Estados Unidos ni Gran Bretaña dan señales de estar interesados en retroceder en su posición de liderazgo planetario. La alianza que lucho codo a codo en las dos guerras mundiales y combatió a la Unión Soviética y todo el bloque socialista durante la guerra fría no pareciera estar interesada en retroceder en su, hasta el momento y en ocasiones decadente, liderazgo político mundial.

1 comentario:

  1. para mi los argentinos debemos darles un voleo en el cul......., a todos los norteamericanos e ingleses, no darles bola a lo ke ellos exigen y cobrarles mas caro el petroleo y agua ke se estan afanando de nuestro pais.....

    ResponderEliminar