viernes, 29 de abril de 2011

Venezuela no es un problema ni para los Estados Unidos ni para Colombia

Disociación entre la capacidad de acción y el discurso del líder bolivariano.

Si bien el presidente Hugo Chávez basa su retórica en el enfrentamiento a los Estados Unidos y en una supuesta cruzada anti-imperialista y de constate reivindicación en la defensa de la soberanía no logro avizorar en Venezuela un asunto de mayor preocupación para los Estados Unidos, y lo que es más interesante aun, tampoco veo que lo sea para su vecina Colombia.

Para llegar a esta afirmación no fueron necesarios profundos análisis, simplemente me detuve a reflexionar sobre lo acontecido desde la llegada de Hugo Chávez al poder y sus diferencias con lo acontecido con otros estados que sostienen una retórica similar de enfrentamiento con Estados Unidos como puede ser el caso de Irán.

¿Donde radican las diferencias?, básicamente que uno de ellos se limita a las palabras y el otro se atreve a trascender de la teoría a la práctica.

¿En que puede afectar Venezuela a Estados Unidos? En lo que respecta a suministro energético Hugo Chávez no ha detenido la provisión de petróleo, en esta materia los negocios entre venezolanos y norteamericanos no se han visto afectados de manera sustantiva desde la llegada del caudillo al poder; y al tratarse de una relación de mutua conveniencia me atrevería a predecir estabilidad en el corto y mediano plazo.

En lo que respecta al plano militar, Hugo Chávez se ha limitado a comprar armas Rusas, en casos de avanzada tecnología, pero nunca rompiendo el equilibrio de poder regional. De hecho la escaso o inexistente desarrollo tecnológico armamentístico venezolano deja sustancialmente disminuido el peligro de mayores alteraciones en el balance del subcontinente.

Párrafos atrás me referí a Irán como un estado que canaliza en forma diferente la confrontación con Estados Unidos, al respecto me refiero a que el régimen de Mahmoud Ahmadinejad trabaja en un desarrollo nuclear que persigue el real objetivo de alterar el statu quo de su área de influencia y perturbar a los Estados Unidos. La fácil demostración de esto es que el asunto iraní recurrentemente atrae la atención del consejo de seguridad de Naciones Unidas y de la OTAN mientras que Venezuela, por su incapacidad de actuar de manera relevante, es absolutamente intrascendente para Estados Unidos y las potencias de Europa Occidental.

Lo mismo sucede con Colombia, país que ha sido blanco de amenazas de invasión venezolana y recurrentes movilizaciones de tropas a la frontera pero nada más que ello. Palabras de Hugo Chávez, solo palabras. Lo que es más interesante es que Colombia, en el año 2008 violo la soberanía ecuatoriana produciendo la ira de Chávez pero no más que ello, una vez más palabras y más palabras, pero hechos, ninguno. Colombia, país aliado a los Estados Unidos, con un presupuesto militar superior a Venezuela y con un ejército experimentado luego de 50 años de lucha contra las FARC no se ve mayormente inquietado por su vecino.

Es quizás en la lucha contra el narcotráfico en donde Venezuela ha logrado perturbar a Colombia y Estados Unidos. Dando asilo a líderes de las FARC Hugo Chávez consiguió interferir y dificultar la guerra que sostiene el estado colombiano con el narcotráfico.

¿Que, podemos esperar para el futuro de Venezuela y su presidente Hugo Chávez? Palabras, palabras y no más que palabras.

2 comentarios:

  1. Buen análisis Santi... Para resaltar, en una estúpida acción de estupor del caudillito venezolano, en medio de su programa de TV "Alo presidente" se dirigió a uno de sus comandantes militares dándole la orden de movilizar inmediatamente tropas militares a la frontera con Colombia, a lo que el militar, en una acción de aún más estupor, respondió inmediatamente que si y al instante procedió a cumplir la orden en el termino de la distancia, termino que duro un poco más de 2 meses. Ahí quedo demostrada la inútil, inverosímil, irracional y mediocre amenaza de guerra del caudillito Chavez...

    ResponderEliminar
  2. Gracias, por el comentario Hans. Totalmente de acuerdo con vos. Esto del "Bolivarianismo" y el "Anti-imperialismo" es puro palabrerio.

    ResponderEliminar