martes, 11 de enero de 2011

Balance del año 2010, proyecciones año 2011

El año 2010 fue en mi opinión un adelanto de los cambios que el sistema internacional experimentara en los próximos años. La modificación en el peso relativo de los estados y las alteraciones en los roles y capacidades de los denominados países del 1er y 3er mundo son algunos de los factores que condicionaran las Relaciones Internacionales de los próximos años.

A continuación comparto una serie de notas las cuales describen los principales acontecimientos de 2010 y analizan posibles escenarios para el año que comienza.

El mundo que deja 2010

Por Rosendo Fraga
Especial para lanacion.com
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1337564
Jueves 30 de diciembre de 2010

El año 2010 ha significado para los Estados Unidos la confirmación de su declinación como hiperpotencia. El término acuñado por los politólogos franceses, denomina al período que se abre con la disolución de la URSS, que dio a los EE.UU. el rol de única potencia mundial. Pero entre 2008 y 2010, tres circunstancias han mostrado el fin de esta situación: en lo militar, la retirada de Irak definida por Bush y la de Afganistán por Obama, han mostrado el límite a la hiperpotencia en lo militar; la crisis del mercado hipotecario de 2008, que precipita la recesión de 2009 y la incertidumbre que no termina de resolverse, han sido el límite al rol de EE.UU. como la potencia económica hegemónica, y las filtraciones de Wikileaks evidenciaron el límite al poder que genera la supremacía científica y tecnológica. Las cuatro cumbres realizadas en noviembre (APEC, G20, OTAN y EEUU-UE) pusieron de manifiesto que se ha reducido sensiblemente la influencia global del presidente de los EE.UU. A ello se agrega la derrota de los demócratas en las elecciones de medio mandato, que ha debilitado a Obama, tanto interna como externamente. A él le toca pagar el costo de ser el presidente bajo cuyo mandato el país dejar de ser la única superpotencia del mundo, para pasar a ser sólo una gran potencia. Pese a ello, sigue ganando frente a cualquier candidato republicano si hoy se votara para presidente.

El año que termina también ha mostrado la crisis de Europa, tanto en lo político como en lo económico. El estado de bienestar que caracterizó al modelo europeo en la postguerra y que inicialmente no alteró el fracaso del comunismo, se ha tornado inviable por la globalización y en especial por el protagonismo económico de China y Asia emergente. Solo si todo el mundo lo adoptara, el estado de bienestar podría sostenerse como un modelo viable. Pero hoy Alemania está exportando más a China que a Francia, su principal socio comercial en el continente. Sobre esta situación, la crisis financiera de los PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España), mantiene la incertidumbre sobre si algunos países de la UE entrarán en default y si alguno de la eurozona se verá obligado a abandonar la moneda común para devaluar. Ya en 2009, China superó a Alemania como la tercera economía, pero esta sigue siendo la principal economía europea y se recupera más que el promedio del continente. La decisión alemana de limitar el monto de los rescates, refleja el peso de su opinión pública reacia a pagar los desajustes de otros países europeos más desordenados. En 2010, logra salvarse el euro, pero no se ha resuelto la incertidumbre sobre que sucederá con la deuda de los PIGS.

Asia, liderada por China se ha consolidado en 2010 como un actor creciente en lo económico y también en lo político. Termina el año con China anunciando que comprará deuda soberana de países europeos, para evitar la crisis financiera del viejo continente, siendo Portugal el primer país que se beneficia de la decisión. Los gobiernos de Asia temen se repita una crisis como la de 2008 y están tomando medidas para evitarlo. China logró mantener el valor del yuan, pese a las presiones para su reevaluación. 2010 es el año en el cual el PBI de Japón fue superado por el de la potencia asiática. La tensión entre las dos Coreas puso en evidencia la estrategia china, tendiente a administrar los conflictos para debilitar la influencia de EEUU en Asia y provocar su retirada militar gradual del continente. El acuerdo comercial firmado entre China e India, implica que las dos economías emergentes más importantes del Asia empiezan a entender que se benefician más de la cooperación que de la rivalidad. Todo esto hace claro que será China con quien EEUU compartirá el poder en la década que se inicia, tanto en lo económico como en lo militar. El conflicto de Afganistán, cada día más enlazado con el de Pakistán, desgasta a los EEUU, por su falta de resultados y ello beneficia a China, siempre que el terrorismo musulmán no entre dentro de sus fronteras.

En Medio Oriente, los conflictos no se han atemperado durante 2010. Respecto a Irán, el año cerró con la posibilidad de reabrir el diálogo en 2011 con el Sexteto (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania), pero sin ceder por ello en el desarrollo de su plan nuclear. En cuanto al conflicto palestino-israelí, el diálogo no ha avanzado y tanto Hezbollah desde el Líbano, como Hamas desde la Franja de Gaza, amenazan a Israel, cuyo gobierno sigue adelante con las construcciones en las colonias. La influencia de Washington para encauzar este conflicto es limitada. En Irak, se ha tardado nueve meses en formar gobierno, cuando aumenta la influencia iraní y crece el reclamo de autonomía de los kurdos, lo que también amenaza a Turquía, cuyo gobierno mantiene su islamismo moderado. La Alianza de EE.UU. con Arabia Saudita se vio ratificada al firmarse la mayor venta militar de la historia, dirigida a contener la amenaza iraní.

Africa y América latina cierran el año beneficiándose de las ventajas del mundo emergente en un contexto en el cual las materias primas valen más. El continente africano ha comenzado a reducir la pobreza y un tercio de sus países muestran aptitud para integrarse con éxito en la economía global. Sudáfrica es el modelo por su organización económica, Nigeria y Angola la oportunidad por sus materias primas y Egipto sigue siendo el aliado clave de occidente en el norte del continente. Al mismo tiempo existen media docena de estados fallidos, como Somalia. Continúan guerras civiles como la del Congo y genocidios como el de Darfur en Sudán. América latina ha consolidado su perspectiva positiva. En 2010, Lula termina ocho años de gobierno como el presidente más popular del mundo y por primera vez con más gente en la clase media que en la baja, siendo el país ya la octava economía del mundo. La izquierda populista ha entrado en crisis, siendo Cuba y Venezuela los dos países en recesión en un continente que crece. Al mismo tiempo, la llegada al poder de dos presidentes de centroderecha (Piñera en Chile y Santos en Colombia) confirman que el continente se está alejando del populismo, a la vez que México crece aunque sin resolver el conflicto de la violencia narco.

En este marco, la Argentina es el noveno país del mundo por el valor de sus recursos naturales y ello es su gran oportunidad. Ocupa el puesto cuarenta y seis en desarrollo humano y aunque ha perdido posiciones, junto con Chile, son los dos países de América latina mejor posicionados en este índice. Pero al mismo tiempo ocupa el puesto ciento cinco en percepción de corrupción y esta es su gran asignatura pendiente.

2011: los retos de la economía mundial

WASHINGTON (Reuters)
Lunes, 27 de diciembre de 2010
http://www.cnnexpansion.com/economia/2010/12/27/la-contradictoria-economia-del-2010

Puede llamarse el año de la abundancia y la escasez. Buena parte de las economías más avanzadas del mundo han hecho votos de frugalidad para el 2011 mientras que los mercados emergentes de rápido crecimiento corren el riesgo de sobrecalentarse. La economía global debe enfrentar ambas fuerzas para mantener las expectativas de crecimiento.

La compañía de diccionarios Merriam-Webster calificó la palabra "austeridad" como la número uno del año 2010 porque un enorme número de personas buscó su definición en la página web de la compañía, luego de que explotaron los problemas de deuda en Europa.

Al respecto, no fue la primera vez que la economía global ocupa un lugar prominente en esta clasificación. Hace dos años, la palabra más buscada fue "rescate"). Muchas de estas promesas de austeridad estarán vigentes a partir del próximo año.

Portugal ha propuesto un recorte del 5% en los salarios de empleados públicos; el Parlamento español aprobó un presupuesto que incluye una reducción del 7.9 por ciento en el gasto público. Irlanda planea recortar 4,000 millones de euros en gastos.

Estas medidas financieras son parte de las razones por las cuales los economistas consultados por Reuters piensan que la economía de la zona euro se desacelerará a una tasa del 1.5% el próximo año, una ligera baja desde el ya lento ritmo de crecimiento del 2010, del 1.7%.

El riesgo es que una ronda sincronizada de restricción fiscal coloque una carga más pesada que la anticipada sobre el crecimiento.

El Fondo Monetario Internacional estima que luego de dos años, un recorte del 1% del PIB en el déficit presupuestario reduce la producción económica en medio punto porcentual y eleva el desempleo en un tercio de un punto.

Estados Unidos enfrenta su propia lucha de austeridad cuando los republicanos en el Congreso presionen por recortes de gasto. La economía estadounidense se ve de alguna manera más sólida que la de Europa en el 2011, aunque aún está bastante lejos de lo que se necesita para reparar el mercado laboral.

Sung Won Sohn, economista de la Universidad del Estado de California, dijo que espera un crecimiento del 3% el próximo año, pero que la escasez de empleos sigue siendo el "talón de Aquiles" de las finanzas.

Sohn, quien es también vicedirector de la cadena de tiendas minoristas Forever 21, dijo que el deterioro del mercado laboral podría restringir el gasto del consumidor el próximo año pese a una sorprendente fuerte temporada de compras navideñas.

"Los consumidores estadounidenses quieren ahorrar más, pagar sus deudas y poner sus finanzas personales en mejor forma", dijo.

"Mientras los consumidores se mantengan en modalidad de cautela, en parte por el opaco panorama laboral, es difícil tener un crecimiento económico saludable", agregó.

Adiós G-7, Hola G-20

No es un secreto que los mercados emergentes están creciendo mucho más rápido que las economías avanzadas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta que los mercados emergentes crecerán un 6.4% el próximo año, casi tres veces la tasa de las naciones desarrolladas.

En general, el organismo espera un crecimiento global del 4.2% el 2011, que sería un paso atrás frente al año que se está terminando, pero estará por encima de las tasas golpeadas por la recesión en los dos años previos.

Un fuerte desempeño de China, Brasil e India ha fortalecido el comercio global, ayudando a apuntalar el crecimiento en Estados Unidos, Europa y Japón.

"Adiós G-7 y hola G-20", dijo Andreas Utermann, funcionario jefe de inversiones de la firma de fondos RCM, al referirse al grupo de siete economías desarrolladas y el más amplio club del G-20 de los países con finanzas ricas y emergentes.

Estas divergentes tasas de crecimiento han fomentado otra preocupante zona de abundancia y hambruna: los precios de las materias primas. El precio del petróleo se acercó a los tres dígitos la semana pasada y los precios de los alimentos también van en aumento, en parte debido a la fuerte demanda de los mercados emergentes.

China ha emprendido pasos para tratar de enfriar su inflación sin tener que echar muchos baldes de agua fría a la amplia economía. El sábado pasado elevó las tasas de interés, su segunda alza en sólo dos meses, intensificando su batalla para controlar una alta y persistente inflación.

En Estados Unidos, sin embargo, la Reserva Federal aún ve a la deflación con una amenaza mayor alza en los precios y recientemente se comprometió nuevamente a comprar 600,000 millones de dólares para tratar de impulsar un crecimiento económico más fuerte.

La Fed tradicionalmente se centra en la subida de precios "subyacente" que excluye los precios volátiles de alimentos y de la energía, pero los consumidores comen y conducen automóviles, por lo que deben presupuestar costos más altos. Si esos precios siguen subiendo, eso podría estancar el gasto.

Los esfuerzos de la Fed para luchar contra el incremento generaron críticas en casa y en el exterior de que desatarían una potencial o la inflacionaria de dinero barato en la economía del mundo, sin hacer mucho para impulsar el crecimiento de Estados Unidos o reducir el desempleo.

Utermann de RCM dijo que el programa de la institución podría llevar a "decisiones de inversiones nada óptimas", que más bien puedan crear peligrosas burbujas de precios en todos lados.

"Necesitamos estar pendientes de señales de creación de burbujas (...) en materias primas, mercados inmobiliarios emergentes o deuda (gubernamental) a largo plazo. Y prepararnos para la continuación de condiciones muy volátiles en los mercados de capital",afirmó.

No hay comentarios: